Libros leídos 2012 (7): El hombre en el castillo

 LIBROS LEÍDOS 2012

1) Los caminantes: Hades Nébula, de Carlos Sisi
2) Choque de reyes (Canción de hielo y fuego 2), de George R.R. Martin
3) El Gobernador, de Robert Kirkman y Jay Bonansinga
4) Eterna, de Guillermo del Toro y Chuck Hogan
5) Edén interrumpido, de Carlos Sisi

6) 22/11/63, de Stephen King 
7) El hombre en el castillo, de Philip K. Dick

Cuando escuché hablar de esta novela se me hizo la boca agua. Siempre me han atraído los mundos alternativos, y explorar la historia de lo que podría haber ocurrido si Hitler hubiera ganado la segunda guerra mundial me llama especialmente la atención. De hecho, el capítulo de Misfits que explora esa posibilidad me pareció fascinante.
En fin, no conocía esta novela porque nunca he sentido excesiva atracción por el señor Dick, pero fue oír de que iba y decirme a mí mismo «voy a por ti».
Ha sido una enorme decepción. No me voy a andar por las ramas y decir que me ha gustado porque la verdad es que no, que me he aburrido leyéndola hasta el punto que en las últimas cincuenta páginas leía bastante por encima.
La parte más interesante de El hombre en el castillo es la situación que plantea, el cómo el mundo ha quedado bajo el dominio absoluto de nazis y japoneses tras su victoria en la segunda guerra mundial, planteando una distopía de lo más interesante. Y no contento con eso, Dick riza el rizo introduciendo en la trama la novela de un escritor prohibido por el Reich, de título La langosta se ha posado, en la que se cuenta la historia de lo que podría haber pasado si en realidad los americanos hubieran ganado la guerra.  Una distopía dentro de una distopía. El Inception de las distopías.
El problema es que en realidad El hombre en el castillo no persigue explorar esas cosas. Presenta a una serie de personajes y crea unas tramas que pueden resultar más o menos interesantes. A mí en general no me han llamado mucho la atención. Largos monólogos interiores que hacían que la lectura se me hiciera pesada y mucho, mucho, mucho hablar del I-ching o Libro de los cambios, cultura japonesa con la que no estoy familiarizado y con la que me perdía.
Durante toda la lectura tuve la sensación desagradable de estar leyendo el lado equivocado de la historia. Las tramas se centran en la parte de los Estados Unidos que ha quedado bajo el dominio japonés, cuando a mi me interesaba más el alemán.
En fin, que no ha sido una novela que haya disfrutado demasiado, pero desde luego plantea una situación interesante y curiosa.

El cuarto jinete mirado por un prisma

Nueva reseña de la novela que aparece en el blog Mirando por un prisma. De nuevo, es una reseña positiva. El cuarto jinete sigue gustando, y me alegro mucho por ello. Espero que las buenas críticas ayuden a darlo a conocer y a que más gente se anime a comprarlo.
Os recuerdo que podéis ver todas las reseñas que han ido saliendo en el enlace que hay a la derecha.

El cuarto jinete: No le falta nada

Una nueva reseña, esta vez realizada por Andy Clavijo en su facebook. Podeis acceder a la reseña aquí, pero os la copio textualmente a continuación:

Lo voy a resumir en cuatro palabras: no le falta nada. 

Hace unos meses, por octubre o quizás noviembre, en ese mundo oscuro y misterioso llamado Twitter, vi que tenía un nuevo follower. Entré para ver quién era, y resulto ser un tal Víctor Blázquez. Escritor según su Bio (y según él, la ficción es su única realidad, osea que si vive en una realidad pararela quizás nos pueda dar luz sobre el final de LOST), con una foto de perfil de un símbolo rojo sobre un fondo negro. Meses después me enteré de lo que significaba ese símbolo.

También, meses después también, me enteré de que Víctor vería publicado su primera novela en breves. Grata sorpresa me llevé al enterarme que sería un libro de terror, con zombis, esos cadáveres podridos y mutilados que «viven» sólo para comer gente viva. Aunque me llevase esa sorpresa, no me extraño, pues la mayoría de twits que había compartido con él y con el gurú de los zombis de twitter por excelencia, Álvaro Fuentes, trataban sobre eso. Sobre zombis.

Pronto me prometí a mí mismo comprar la novela en cuanto pudiese. Flipando me quedé con la portada tan jodidamente brutal que le diseñaron. Me di cuenta de que una portada así invita a comprar un libro. En cuanto pude, leí la sinopsis. Hype. En ocasiones (VEO MUERTOS GÑEEEEEEEE AJAJAAJAJAJJAJ) miraba la portada. Más hype. Llegó el 23 de marzo, sale a la venta. Hype. Llega el 3 de abril, compro la novela por internet. Más hype. 16 de abril, me llega un sms con un aviso de correos; El Cuarto Jinete ha llegado. HYPE.

La portada es la polla. El tácto del material con el que la hicieron es la polla. El contenido que hay entre la portada y la contra portada es la polla.

El estilo usado para contar la historia es un acierto total, por que sientes que te hablan directamente a ti, al lector. Te convierte en un ciudadano más de Castle Hill, pero no un ciudadano cualquiera. Eres como un fantasma, invisible, insonoro. Eres un espectador de lujo. Te presentan a todos los personajes que leerás a lo largo del libro de una forma detallada y clara. Conoces sus personalidades, que son muy diferentes y muy trabajadas. Ves el día a día de los ciudadanos de un pueblo, ves lo que están haciendo todos en el mismo instante en que, a unos kilómetros, el caos empieza.

Y no para. Por que el cabronecete del autor no te da un momento tranquilo. ¿Que los personajes han salido de un lío? Espérate, que los voy a meter en otro peor. Una vez, al terminar un capítulo, pensé que este libro debería de venderse junto a una bolsa de tilas. Lo que me gusta es que alterna situaciones con diferentes personajes. Mientras unos hacen algo, sobrevuelas el pueblo a ver qué están haciendo los demás. Y así sucesivamente hasta que todas las situaciones terminan en un punto.

Si te gustan los zombis, si te gustan de verdad los zombis en todos sus formatos te va a gustar este libro. Estoy completamente seguro. Es adictivo. Pero más que todo es un «sin parar». Tiene unos momentazos que te ponen el corazón a cien y otros en los que clamas un poco de tranquilidad para los pobres protagonistas. De echo lo mejor, para mi, es desde cierta parte hasta el final del libro.

Que por cierto, el final no deja nada en el tintero (EJEM EJEM, APRENDED, GUIONISTAS DE LOST).

Le doy las gracias a Víctor por haber escrito este libro que me ha encantado. Una gran obra Z. Sin duda. Y gracias también a quien se moleste en leer este pequeño tocho (leed más, hijos de puta).

EL CUARTO JINETE:

Es la polla.

Y recordad que no hay sitio al que huir si la muerte corre más que tú.

Dos nuevas reseñas de El cuarto jinete

Provienen del foro somosleyenda y son las críticas que han hecho Jarch y Las horas del mar. Ambas son muy positivas y me han dejado una sensación increíble. Que algo que uno escribe le llegue de esa manera a gente a la que no conoce es algo muy poderoso. Os dejo con algunas frases, para los vagos que no quieran picar en el enlace.
Jarch:
«Victor Blazquez, Hopewell,  hace que sea casi imposible dejar de leer y que cada paso de página sea un obligado acto para el lector. Impecablemente bien escrito, Hopewell, hace un excelente uso de nuestro idioma para darnos detalles, cada vez más interesantes sobre la trama de esta historia…»
«Un pequeño homenaje al maestro Stephen King muy bien maquinado (…) donde un gran número de personajes dotan a la historia de una verosimilitud y realidad dignas del maestro»
«Creo que nos encontramos ante una obra muy buena, de la que he disfrutado con cada una de sus páginas, como hacía tiempo que no lo hacía. Gracias, Victor, por tu novela, y por habernos hecho, a tus lectores, partícipes de una gran historia»
Las horas del mar:
«lo he terminado con la satisfacción de haber leido algo bueno (…) y puedo decir que MOTHER OF GOD!»
 «por otra parte esa sensación,  [:95:] orgasmica, es como un zas, zas, zas y terminas el libro con la boca abierta y  las ganas de más»
«Asi que tu libro lo resumo en una palabra: la HOSTIA.»
Una última advertencia. Ambas críticas han valorado la obra por encima y después han incluído un botón de spoiler que sólo debería pulsar aquel que se haya leído la novela ya.
Os recuerdo que podéis leer todas las reseñas que han ido saliendo de la novela en el enlace que encontraréis a la derecha.

Reseña de GuardiaOscura

En Guardiaoscura, Unai ha realizado una reseña de El Cuarto jinete que vale la pena leer. Desde luego, es impresionante como autor leer una opinión tan positiva de algo que has escrito tú. Sobre todo cuando proviene de gente a la que no conoces más allá del twitter o el blog.
Gracias por tus palabras, Unai. Y felices pesadillas.
Podéis leer la reseña en este enlace.
Y os recuerdo que podéis ver todas las reseñas que han ido saliendo sobre la novela en el enlace que encontraréis a la derecha.

Reseña de El cuarto jinete por Hannibal Lecter D.M.

Una nueva reseña de la novela encontrada en abandomoviez y escrita por el usuario Hannibal Lecter D.M. Se puede encontrar en este enlace, pero os la copio a continuación. Y os recuerdo que podéis ver todas las reseñas que han salido sobre la novela en el enlace que encontraréis a la derecha.
Sin más, os dejo con la reseña de Hannibal…

Novela sobre el género de moda… LOS ZOMBIES.

La novela cumple con todo lo que esperaríamos leer en un escrito sobre zombis o infectados, como queráis llamarlos. En esta ocasión del tipo corredor olímpico, extra fuerte, brutal y persistente ante su deseo de la carne de los vivos.

El cuarto jinete está escrita con un narrador omnisciente que nos va mostrando los horrores que vivirá el pueblo de Castle Hill, Estados Unidos, relatando los sucesos de tal manera que parece que nos está llevando de la mano, mostrando los detalles como si fuéramos espectadores de ese desastre zombi. Haciéndonos participes de los dramas de cada uno de sus habitantes y de las pequeñas historias que les rodean, que enlazan unas con otras creando un microcosmos como los que hay en cualquier pueblo pequeño en los que todo el mundo se conoce.

Las cargas de tensión son altas durante gran parte de la novela y no puedes asegurar a ciencia cierta cuales de los personajes seguirán vivos al pasar a la siguiente pagina o llenaran las filas de zombis.

Dinámica, rápida, amena y explicita, así es como denominaría esta grata sorpresa de la novela de terror española.

Geniales los guiños que se incluyen durante toda la novela a obras de la ciencia-ficción y terror, ya sean series, cine u otras novelas, sobre todo a las creadas por STEPHEN KING.

Muy bueno y recomendado.

Saludos.

Libros leídos 2012 (6): 22/11/63

 LIBROS LEÍDOS 2012

1) Los caminantes: Hades Nébula, de Carlos Sisi
2) Choque de reyes (Canción de hielo y fuego 2), de George R.R. Martin
3) El Gobernador, de Robert Kirkman y Jay Bonansinga
4) Eterna, de Guillermo del Toro y Chuck Hogan
5) Edén interrumpido, de Carlos Sisi

6) 22/11/63, de Stephen King

Partiendo de la base de que: uno) me gustan las historias sobre viajes en el tiempo; dos) El tema Kennedy me atrae hasta el punto de realizar un trabajo sobre el tema en la universidad que me valió un buen sobresaliente (de los pocos…); y tres) me encanta Stephen King.
Como que le tenía ganas a este libro, comprensiblemente.
Stephen King es un crack escribiendo. El libro inicia con una conversación entre dos personajes que se extiende durante más de cien páginas pero que sirve para presentarnos al personaje principal (y al tipo que le mueve a hacer lo que hace), así como la extraña anomalía que se encuentra en la despensa de ese restaurante de tres al cuarto. Una anomalía que permite viajar a 1958, siempre al mismo día y la misma hora. Una anomalía que King logra hacerte creer tan normal como que el sol se levanta cada día en el horizonte.
A partir de ahí, se inicia el viaje al pasado de Jack Epping / George Amberson, un viaje cuyo objetivo final es salvarle la vida a JFK y que le llevará a recorrer los Estados Unidos de finales de los cincuenta y principios de los sesenta, luchando contra un pasado que no quiere ser cambiado.
22/11/63 es mucho más que eso. Como en muchas de las obras de King, la novela acaba siendo la historia de unos personajes (aquí, en concreto, de sólo uno), y acaba convirtiendo la misión inicial en algo totalmente secundario.
Tiene una cosa mala. El libro es excesivamente americano, por lo que hay cosas que nos quedan demasiado lejanas, y tiene una parte, cuando empieza a centrarse en Oswald y sus relaciones con los rusos exiliados de Dallas, que resulta más complicada de leer. Y sin embargo, uno no puede despegar la vista de las páginas, consciente de que está devorando historia viva a través de los ojos de Amberson. Por suerte, para cuando el libro alcanza a Oswald, el interés de la historia ha derivado hacia el pequeño pueblo de Jodie, hacia Sadie, hacia la historia de amor, maravillosa, que King teje con absoluta maestría.
Por supuesto, destaco el primer tercio de la novela, centrado en Derry y en la «misión secundaria», con esos guiños maravillosos a It, y destaco todo el tercio final, durante el cual tuve que acelerar la lectura porque cada vez que tenía que parar lo hacía con rabia por no poder continuar. King es un maestro, sigue siéndolo, y me quito el sombrero ante él.
Ah, y tiene algunas frases increíbles, algunas de las cuales fui twiteando cuando me las encontraba («En momentos dificiles, cuando hasta los sabios tienen dudas, las declaraciones de amor nunca fallan» o esta «Los pliegues de su pantalón se veían tan afilados como para afeitarse con ellos«). 
Me quedo, sin duda, con esta: «Es la maldición de la raza lectora. Nos pueden seducir con una buena historia hasta en los momentos más inoportunos».
El tipo que cambió el mundo: Lee Harvey Oswald.

El 19

Desde la segunda temporada, el capítulo 19 de cada temporada de Fringe es una locura aún mayor. Son capítulos capaces de dividir al público entre los que aman la propuesta o los que la odian a muerte. Primero fue aquel musical de la segunda temporada, luego fue aquel lisérgico episodio cuya recta final era de animación y resolvía la trama más surrealista que habían tocado hasta el momento en la tercera temporada… y en la cuarta temporada nos han ofrecido Letters of transit.
Me pregunto si el hecho de resaltar el capítulo 19 tendrá algo que ver con Stephen King…
A mi me capturaron desde el momento en que aparecieron las letras, explicando lo sucedido con los Observadores en el 2016. Los observadores de Fringe siempre me han hecho soñar, han estimulado mi imaginación como pocas otras cosas, y ya el mid season de esta cuarta temporada, que resolvió muchas de las incógnitas que rodeaban a estos tipos calvos con sombrero, había sido maravilloso.
Una vez más (y van doscientas cincuenta), Fringe revoluciona todo lo que ha construido hasta la fecha, le da una vuelta de tuerca más al mundo y nos presenta otra realidad, esta vez en el futuro, en un mundo dominado por los observadores y donde los humanos no son más que esclavos. Y encima lo hace poniendo al frente del episodio a ese maravilloso actor que es Henry Ian Cusick (Desmond en Perdidos). No es que me hayan capturado, esa expresión se queda corta.
El capítulo me ha parecido sublime. Ha estimulado mi mente más aún de lo que ya lo hacía esta serie. Ha despertado mi imaginación, me ha hecho soñar, me ha hecho desear ver y saber más… también me ha hecho odiar a la audiencia norteamericana por no respaldar esta maravilla de serie, pero eso es otra historia.
Ha sido una maravilla de episodio. Por Henry Ian Cusick, por darle la vuelta una vez más a la tortilla, por esa trama tan perfectamente dibujada y que abre tantos horizontes, por William Bell, por los observadores… y además, para colmo, por mostrarnos a un Walter aún más loco de lo normal, que ya es complicado. Juro por todo lo existente que tuve que parar la reproducción de la risa que me produjo el momento «These are not the droids you are looking for» de Walter al policía.
Increíble. Larga vida a Fringe.

Infección del día del libro

 Algunas de estas fotos llegaron a mi poder hace unos días, pero con motivo del día de hoy, San Jordi, aka El día del libro, unos cuantos más se sumaron a la infección.
Y os recuerdo que podéis ver todas las fotos en este enlace.

Adrián Egea
Andrés Moreno e hijo
 Tania Grijuela
 El gato zombie
 David Gómez (y Kurt Cobain)
 Fibichh
 Spoilerzombie
  Jorge Ávila
 Ikaa Burton Depp
 Alfonso Z
 Ana Díaz
 Andy Clavijo
 Eva de la Rocha