Author Archives

0

El camino de balsosas amarillas

VictorBlazquez 7 julio, 2006
Vamos Totó, sigamos el camino de balsosas amarillas…
Ayer, 6 de Julio de 2006, seguí el camino de baldosas amarillas de camino a Kansas (en este caso la línea 5 de metro camino a Las Ventas). El acontecimiento: concierto de Mago de Oz gratis (gracias Pep, gracias Alejandra, gracias Frank)
Inicio: 22 horas.
Lo primero que me llama la atención, el escenario, impresionante, brutal, una catedral delante de mis ojos que según la iluminaban las luces podía parecer el mejor de los refugios o la más diabólica casa del Oscuro. Siempre lo he dicho, lo mejor de Mago de Oz es la energía y el espectáculo que llevan montado.
Era un poco reencuentro. Me explico. a mi Mago de Oz me gustaban bastante hasta Finisterra, pero lo que han hecho después de ese disco me parece, sin más, basura. Excluyo un par de canciones. Así que volvía a verles después de varios años sin acercarme a ellos.
Y bien. vale, las canciones de Gaia y Gaia 2 no me las sabía, pero el resto las disfrute como en la época de finisterra. Mago despliega una fuerza mayor que antaño, con tres guitarras y un bajo, violín, flauta, teclados, batería y voz.
Lo primero, sale el batería, con una gorra de estética nazi. Saca una bandera de la comunidad de Madrid, le da un beso, la tira lejos y nos levanta a todos el dedo anular mientras saca la lengua. Ok, para ti también.
Lo segundo que me llama la atención, el sonido. Sólo dos torres de sonido para un conciertro de Mago de Oz se me hacía muy poca potencia para un grupo como ese, y así fue. Se oía bajo según donde te pusieras y en ocasiones saturaba. En ese sentido, suspenso.
Y luego sale el cantante. Ok, aquí va la declaración: Al próximo heavy que vuelva a decirme que Bunbury es un pintas le mato 😉
Adri puede seguir diciéndolo. De momento. Pero es idiota así que no le hago caso.
El cantante salió con sus pintas: pantalón de cuero brillante rojo, camisa victoriana, abrigo largo negro por fuera y rojo por dentro, perilla de malote, gafas de sol, más maquillaje que Marujita Díaz y más puesto que Perry Mason. esto último afectó a su capacidad retentiva de las letras y las cuatro primeras canciones fueron un poco lamentables. Se perdía, entraba tarde, se olvidaba de las letras… en fin… Menos mal que en la quinta despertó y se puso a cantar bien. Por cierto, a veces le fallaba el micrófono. Cutre.
De los momentos que más me gustaron fue una canción que no sé como se llama pero que hablaba del diablo. Sacaron a una mujer vestida de templario y la quemaron viva en la hoguera. Estuvo de puta madre. Era sólo un efecto de luces, pero moló. Y mientras se “quemaba y moría” una voz atronadora, con el escenario vacío, clamaba por un dios justo y humano, que no sólo amara la banca vaticana sino también a Etiopía y Colombia, por un dios que no se basara en el miedo sino en el respeto y el amor. En fin, un texto muy a lo “mago de oz” pero que estuvo bien.
Otra cosa que me encanta de Mago de Oz (a ver si copian todos los demás) es que no se limitan a dos horas de concierto y si te he visto no me acuerdo. No. La última vez que les vi en directo tocaron dos horas y media. Ayer llevaban tres horas tocando (sí, tres horas) y sale el cantante y va y dice: “¿Queréis más? Nosotros sí, y no nos vamos a ir hasta que los políticos nos echen o hasta que el cuerpo aguante”.
empezó a sonar “Hasta que el cuerpo aguante” y no llevaba más de treinta segundos cuando el generador se quemó y todas las luces, así como aparatos eléctricos, se apagaron. Se hizo el silencio y la oscuridad en Las Ventas. (se me hizo irónico, porque fue como si la moral aznariana hubiera quemado el generador con la mente… toma ya hasta que los políticos nos echen).
Y bueno, decir que el sonido se hizo en Las Ventas es mentir un poco. Porque la música se apagó de golpe. La voz tanto de lo mismo. Pero el público siguió coreando la canción hasta terminarla mientras el cantante en el escenario primero miraba sin comprender a su alrededor y después daba botes por el escenario animando a la gente. Y es que no se fue de allí. Podría haberse largado inmediatamente y dicho “hala, se acabó”, pero no lo hizo. Se quedó allí, saltando y saludando de un lado para otra mientras la gente cantaba “así nos dan las dos” o “no pasa nada”. Después empezaron las olas, animadas también por el cantante, y los saltos, y más cánticos.
A la media hora de hacer el gilipollas vimos ya que era imposible. La gente empezó a retirarse a sus casas y el cantante abandonó el escenario.
Triste final para un concierto que, a pesar del comienzo y de los fallos de sonido estuvo realmente bien.
Este de aquí es el batería. Aún más pintas que el cantante.
Por suerte esta vez nos ahorró el discurso político anti sistema. Que la última vez que les vi fue horrible.
Áh, las guitarras y el violín, la polla.
Y la chica que les hace los coros siempre y que nunca me acuerdo como se llama, fantástica voz, como siempre.
Eso fue todo.
Vámonos, Totó, a ver si llegamos a Kansas.
Etiquetas:
0

El oscuro mundo de la televisión

VictorBlazquez 6 julio, 2006

Pertenezco a ese cada vez mayor grupo de gente que utiliza las redes peer to peer (ahora en peligro de extinción gracias a leyes como la nueva sacada en Francia y enemigas de la SGAE… las redes, digo) para seguir las tramas de multitud de series de televisión.

Y digo que es cada vez mayor porque crecemos sin parar.
Las claves de tal fenómeno:
1. No hay que esperar a que alguna cadena española se decida a comprar el programa. Apenas un par de horas después de terminar la emisión del capítulo en EEUU se puede encontrar en internet, con buena calidad de imagen y en versión original. Los grupos de traductores y creadores de subtítulos (todos ellos amateurs, con lo que su altruista trabajo vale el doble) cuelgan los subtítulos en ese mismo día o como mucho en un par de días.
2. No tienes que esperar a saciar tu curiosidad por esas series que sigues fanáticamente casi un año hasta que llegan a nuestro país. Sí, es lo mismo que el punto anterior.
3. No hay publicidad. Y qué gran placer es tardar 45 minutos en ver un capítulo en lugar de hora y cuarto interrumpiéndote a cada rato para recordarte que ligas mejor con martini, el coche que jamás te podrás comprar lleva incluido una tía buena o si bebes agua se te pone el culo como al doble de Noriega.
4. No estás a espensas de los deseos absurdos del director de programación. Porque que levante la mano aquel que odia que cambien el día de emisión de las series que sigue, o la hora, o que la pongan en horario absurdo (ejemplo: serie de exito exitosisimo en EEUU, Perdidos, van los listos de TVE y la echan en verano, los domingos, a las cinco de la tarde. Claro, ni perry la ve. Lo mismo con Alias en Telahinco); o que decidan emitirla sin orden ni concierto (ejemplo: la caótica emisión de Expediente X o CSI con un capítulo repe y otro nuevo que al final ya no sabías si veías la segunda, la primera o la octava temporada y no había manera de seguir la trama); o decidan repetirla sin ton ni son hasta quemarla (ejemplo: Al Oeste en filadelfia, crecía y vivía, sin hacer mucho caso a la policía…); o la echen de forma absurda (ejemplo: A3 con 24, que echaba tres capítulos al día, empezando a las diez y acabando a la una y media contando los anuncios…); o peor aún, que cancelen la emisión cuando te has enganchado a la serie (yo me enganché a “El pantano” porque iba después de 24 y al sexto capítulo desapareció de antena. Y así millones de series).
5. La televisión es cada vez más un subproducto guarripeich (es que no se me ocurre otro palabro para definirlo) y los programas que emiten son cada vez más horrendos. Aún recuerdo cuando en este país se puso el grito en el cielo por la emisión del primer Gran Hermano, que la invasión de la privacidad y no se qué leches más. Luego llegaron los triunfitos. Y las estúpidas variaciones:
¿Alguien se acuerda de “Escuela de actores”? Yo sí. Creo que duró dos programas y los dos me los tuve que tragar porque estaba convaleciente del apendicitis y no alcanzaba a cambiar de canal. Fue una tortura peor que las de Bauer. Yo hubiera confesado.
¿El bus? La versión en autobús de Gran Hermano. La sola idea ya era ridícula.
Los Grandes Hermanos VIP.
Hotel Glam.
El castillo de las mentes prodigiosas. Señor, que nivel de caspa.
La granja. No comments.
Supervivientes. Naufrago en cutre.
La isla de los famosos. Este estaba bien, al menos nos quedaba la esperanza de que a alguno le picara una serpiente venenosa y la palmara para siempre jamás.
En fin. ahora parece que ya no se puede vivir sin gran hermano o OT. Y las televisiones ya no saben que inventar, así que ahora, TVE, necesitada de algún exito como fue en su día OT, ha decidido estrenar…


¡El coro de la carcel!
Sí señor. A ver si consigo explicarlo sin que me de la risa. Se coge a doce presos de delitos menores y se hace un documental en plan Operación Triunfo pero sin expulsados (ya sería la monda) sobre su vida en la carcel y la superación que consiguen cantando y entrenándose para el macro concierto que darán al finalizar el programa y con el que supuestamente TVE se llenará los bolsillos de pasta gansa. Porque lo que es los presos seguro que no ven un duro.
En fin, esa es la idea. Maravillosa, ¿no? He leído de todo. Que si es una gran idea porque ayuda a la integración de etnias menores, que si les ayuda a reabilitarse… cosas así. Y oye, yo no digo que no sea así, pero la verdad es que el programa me da una perezaaaaaa. Vamos, que lo va a ver otro, que yo paso. Y porque a mi no me toca, pero me imagino que al tipo o tipa que alguno de estos haya atracado alguna vez no le haga mucha gracia verle el jeto todo el día en pantalla y encima verle hacerse famoso, si es que se hacen famosos.
No sé, me parece un poco infierno la idea.

Puestos a hacer un programa reality en una cárcel, yo haría uno tipo Prison Break. A ver como se escapan los presos. Claro, no tendría mucha gracia porque los policías podrían seguir sus movimientos por tv.
Pero de verdad… ¿el coro de la cárcel?
Porque en este país todo es posible, sino, apostaría a que se hunde en en el tercer capítulo.
Manda huevos, ya no saben que sacar.

Etiquetas:
0

Perdidos

VictorBlazquez 2 julio, 2006

En estos momentos en la televisión americana hay tres series que dan mucho que hablar y que son seguidas por millones de personas y tienen millones de fans por todo el mundo. La primera es 24, punta de Fox y que con el contrato multimillonario que se le ha hecho a Kieffer Sutherland para filmar otras tres temporadas el actor se ha convertido en el mejor pagado de la historia de la televisión… con lo que la absurda pelea entre los integrantes de Lost y las Mujeres desesperadas para cobrar más que nadie se ha quedado en estúpida. A la chita callando, Sutherland ha demostrado que vale más que ellos.
La vida es así. Y bien merecido se lo tiene, además.
Las otras dos series más importantes del momento son la mencionadas: Lost y Mujeres desesperadas. Ok, House está cogiendo fuerza y Mujeres desesperadas cayendo.
Pero es de Lost de la que voy a hablar hoy. Sigo la serie como uno más de tantos, pero no creo para nada que sea la mejor serie de la historia. De hecho, creo que ni la incluyo en el Top Five. Pero la serie es buena. Entretiene y te da tu dosis de paranoia y conspiración. Eso se agradece, pero también tiene cosas que para mi hacen que no sea la serie que podría ser. Para mí, eso sí, la segunda temporada le da mil vueltas a la primera…
Analicemos:
Cosas positivas:
1. Personajes interesantes, y con recovecos oscuros que vas descubriendo poco a poco. En este apartado se incluyen Jack, Sawyer, Hurley… y sobre todo John Locke.
2. trama interesante. Y es que un accidente de avión en el que sobreviven 44 personas en una isla en medio de la nada es un buen punto de partida. Si a eso le añadimos una buena dosis de paranoia con la presencia de unos “otros” en la isla, una extraña corporación “Dharma”, un bunker subterraneo con la palabra Cuarentena grabada por dentro…
3. Eso, la paranoia y las mil teorías que surgen a medida que descubres nuevos datos.
4. El rollito sobrenatural no exagerado. Me refiero al hecho de que haya personas “especiales”, si bien hasta la fecha el único que ha hecho gala de eso haya sido Walt.
5. Capítulos impresionantes, como el 11 de la segunda temporada. Sólo por capítulos como este merece la pena haber visto la serie.

Cosas negativas:
1. Personajes odiosos que merecen morir. Y me refiero sobre todo a charlie, que no hay quien le soporte. Y la verdad, Kate es cansina también, con ese rollo “soy dura” que se lleva.
2. Los flashbacks. Ok, hay algunos muy buenos e interesantes, pero otros llegan a ser repetitivos y empiezan a cansar.
3. Personajes cuyas historias nos importan un pimiento pero te hacen tragártela. Los chinos, Charlie, Bernard y Rose…
4. La peor cabecera de la historia de la televisión. Normal, hicieron el episodio piloto más caro de la historia de la televisión y no les quedó dinero para pagar a un tío que hiciera buenos rótulos. Que de simple se queda en patético.
5. El hecho de que hay cosas que les va a costar explicar. Y es que estoy seguro que más de una cosa la van a dejar sin explicación, porque ya me dirás tu como me cuentas lo del humo negro, por ejemplo. Que quizá lo consigan, oye.
6. Los rellenos. Y esto es lo peor que tiene Lost, por contra a 24, que es una serie sin rellenos, donde en cada capítulo pasa algo, te resuelven cosas y te dan nuevos interrogantes. en Lost no. A veces hay capítulos que no resuelven nada. Y sobre todo, lo peor es cuando te cuentan algo dejando un final totalmente de “continuará” y el siguiente episodio empieza a contarte otra cosa y no te resuelven aquella situación. Como método de mantener a la gente enganchado me parece bastante triste, la verdad. Por ejemplo, secuestran a Claire y en los siguientes cuatro capítulos parece que nadie se preocupa, y mientras hacen campos de golf y como si no hubiera pasado nada. O muere Shannon y al siguiente capítulo te cuentan otra cosa y llegan de nuevo al mismo punto. O todos esos flashbacks que no te dicen nada (el de Michael peleando de abogados por su hijo. todo un capítulo para nada).
7. Capítulos horribles, como el de Charlie de la segunda temporada. Por capítulos como este a veces uno desea dejar de ver esta serie.
Y más o menos, eso es todo. en Septiembre se inicia la tercera temporada. Y yo tengo ganas. Y quiero que regrese Desmond, porque me parece un personaje muy bueno y sería idiota por su parte borrarlo del mapa. Pinta interesante, desde luego, después de ese final…
Etiquetas:
0

El mejor recuerdo de mi infancia

VictorBlazquez 27 junio, 2006

Si hay una película que siempre recordaré, esa es “El vuelo de los dragones”. Desde la primera vez que la vi, con mis tiernos cuatro añitos, me enamoré de aquel film de dibujos animados que tan poco se parecía a la moda animada de la época. Para empezar no era de Disney. Para seguir, no estaba hecha con animación tradicional. Y para terminar, la trama era asombrosa.
Mi madre la alquiló un día. La vi. Al día siguiente, al volver al videoclub, podéis haceros una idea de qué película exigía el niño a voz en grito. De poco servía que madre y dueño de videoclub intentaran convencerme de que aquella peli ya la había visto. Yo quiero el vuelo de los dragones. Y me volvía casa con ella. Y me la vi enterita de nuevo, desde el principio hasta el final sin apartar los ojos de la pantalla. Mi madre dice que era impresionante el efecto acallante que la peli de marras tenía sobre mi.
¿Al día siguiente? Mi madre busca una peli que llevarse para ella, y cuando me mira a mi, sí, otra vez tenía en las manos la misma carátula. “Señora, esta película ya la alquiló”, le dice la dependienta. Resignada, mi madre vuelve a pagar. Y es que otra cosa no, pero yo terco era. A mí me podían llevar al parque o no, a casa de mis tíos o abuelos o no, al cole o no, darme de comer o no… pero si yo llegaba tarde para ver el episodio semanal de V o de McGyver la que se montaba era parda. Y el Vuelo de los Dragones se sumó a aquellas series.
Creo que, harta después de haber alquilado la dichosa peli de dragones (mi madre dice que llegó a saberse diálogos enteros, que ni siquiera podía interrumpir la película para darme de comer, nada, que mientras El Vuelo de los Dragones estaba en modo play, el niño estaa tranquilo. Si se paraba, surgía la furia) cerca de veinte veces, mi madre decidió que la cantidad de dinero que podría gastarse en alquilarla una y otra vez no valía la pena. Así que de aquella (y os hablo de ochenta y poco) decidió incurrir por primera vez en la piratería, hizo que un amigo se trajera el video de su casa (un beta), lo conectaron al nuestro (otro beta)… y copiaron la película.
Ni falta hace que diga que por supuesto, volví a verla mientras se copiaba a tiempo real. Nada de 52x como ahora.
Hala, el niño tenía su película favorita encima del video Beta y la veía cada vez que le venía en gana. Una y otra vez. Sin cansarse. Emocionándome igual que la primera vez con cada visionado.
Años después nos mudamos, la cinta se perdió y algo dentro de mi se marchitó. Durante años sólo pude que lamentarme en el recuerdo de aquella película que tanto me había gustado durante la infancia. En las tiendas me decían que estaba descatalogada para siempre jamás y en las teles… en fin, esperar ver una obra maestra como esa en TVE es como esperar que llueva dinero del cielo.
Pero siempre estuvo ahí. Y de vez en cuando salía en mis conversaciones, con cierto tono melancólico guarrindongo.
Fue en mi 20 cumpleaños cuando me dieron el paquete envuelto y yo, sin esperar gran cosa, lo rasgué sin más. ¿Cómo definirlo? Casi se me para el corazón al ver aquella portada entre mis manos. Coño, se me pusieron todos los pelos de punta. Allí estaba. La carátula era una fotocopia en color, pero era esa sin duda. El Vuelo de los dragones, basada en la novela homónima de Peter Dickinson. La cinta era una copia, pero cuando pude verla comprobé que era la misma película que tantas veces vi durante mi infancia.
¿Y cómo la conseguiste?, pregunté realmente asombrado.
Y la historia que me contó me pareció encantadora. Ella la buscó por todos sitios, recibiendo una y otra vez la misma respuesta, que la película estaba descatalogada y que los idiotas de la Warner no pensaban editarla de nuevo. Hasta que un día, ya sin esperanzas, volvió a preguntarlo, en un Corte Inglés. La respuesta fue la misma. Su cara debió ser de total hundimiento, porque la dependienta le preguntó para qué la quería.
Ella respondió que para mi, que era mi película favorita y la buscaba como loco.
Aquella dependienta anónima debió haber sufrido hace años lo mismo que sufrió la mía, porque se apiadó: “También es la película favorita de mi hijo, yo podría dejártela, pero me la tendrías que devolver intacta porque sino mi hijo me mata”
Por supuesto que sí. En algún momento de la conversación, le preguntó a aquella dependienta por la edad de su hijo. Veinticuatro, respondió ella, pero siempre ha sido su peli favorita y aún la ve de vez en cuando.
Así obtuve yo mi copia en VHS. Ahí la tengo. Y me sigue gustando. Ahora me gustaría tenerla en DVD, pero los de la Warner siguen sin enterarse de que somos legión. Hoy, buscando una imagen para este blog, me he encontrado con varias páginas y blogs donde otros fans de la película hablan maravillas sobre ella. En IMDB le dan un 7’7 sobre 10 (lo cual es más que muchas películas de Disney supuestamente superiores o por lo menos más reconocidas) y las notas que he visto por ahí son tan altas o más aún.
Para mi es el mejor recuerdo de mi infancia, por encima de aquellas lindas tortugas que insistían en escaparse del tortuguero por las noches y yo tenía que buscar por toda la casa a la mañana siguiente. Y que siempre me he preguntado cómo carajo hacían para escaparse.
El vuelo de los dragones.
Etiquetas:
0

Prison Break

VictorBlazquez 20 junio, 2006

Aún inédita en España, es muy probable que ésta serie sea la mejor serie nueva de la temporada 05/06. Y es que la idea en que se basa su trama, así como su trepidante ritmo y unos personajes carismáticos, hacen de Prison Break un visionado de lo más agradable.
La historia empieza cuando el personaje interpretado por Wentworth Miller, quien a raíz de esta serie se ha visto enmarcado entre los hombres más sexys del año por vete tu a saber qué revista, atraca un banco y se deja atrapar para que le encierren en la misma prisión donde su hermano espera en el corredor de la muerte. A partir de ese momento, ambos hermanos iniciarán un plan de fuga para salir de la cárcel antes de que, en un mes, el hermano interpretado por Dominic Purcell sea ajecutado.
¿El cómo? Wentworth se ha tatuado, antes de entrar en prisión, el mapa completo de la cárcel para guiarse a través de sus intrincados pasadizos, alcantarillas y demás.
Los dos hermanos se verán obligados a convivir con otros presos, algunos de los cuales les ayudarán voluntariamente, mientras que otros les obligarán a incluirles en el plan de fuga tras descubrirles.

Entre estos secundarios hay uno de lujo, Peter Stormare, el que probablemente sea el segundo mejor actor secundario del cine actual (el primero es sin duda Steve Buscemi), aunque también hay que destacar la labor de Robert Knepper, que interpreta al personaje más desagradable de toda la serie, sin el cual, todo sería un camino de rosas, pero gracias a él, la cosa se vuelve cuando menos más… complicada.
Así que mientras los dos hermanos intentan figarse y conviven con los demás presos, tienen que hacer frente a las rivalidades internas de cualquier carcel, a chivatos, a locos… y a los guardias.
Además, en el exterior de la prisión, la ex novia de Purcell intenta destapar la supuesta conspiración que le llevó a estar en el corredor de la muerte. Cabe señalar que la intérprete de tal papel es la hermosa Robin Tunney, vista en películas como El sexto día (aquella mamarrachada con Schwarzenegger como prota) o Límite Vertical (la peli de los cinco minutos desde Arguelles a Bilbao… y eso es otra historia).
Prison Break se trata de una serie digna de ser vista. Esperemos que mantenga el nivel la próxima temporada…
Etiquetas:
0

40 años de números 1

VictorBlazquez 18 junio, 2006
Ayer tuvo lugar en el Calderón el concierto de “cumpleaños” de los 40 principales. Muchos artistas, siete horas de música, el calderón petado, y un buen rollito generalizado. El estilo de concierto: cada artista tocaba tres canciones, una de ellas con el anterior, otra sola, y la última con el siguiente artista. Eso estaba bien, porque cuando alguien no te gusta (lease pesadilla de morfeo o david de maría) tarda poco en irse.
Yo sinceramente pensaba que lo iba a disfrutar menos, porque no me gustaban más de diez de los grupos que iban, pero al final, claro, todos los que tocaban cantaban canciones que conocemos, que han sonado tanto que las hemos escuchado alguna vez y que, más o menos, podemos disfrutarlas. Así que al final me lo pasé bien. Bueno, a Bisbal que lo maten ya, por dios. Es en beneficio de la humanidad.
Desde Seguridad Social con su chiquilla, Celtas cortos y el 20 de abril o el tranquilo majete, Revólver, Alaska (que se marcó uno de los mejores duetos con Marta Sanchez, quién lo iba a decir), los hermanos Auserón que me maravillaron con su eterna Anabel Lee y una versión salsera de Chuck Berry, Loquillo (mira que eres grande, y lo digo en todos los sentidos, este tío es un crack) que además se marcó su rock and roll star junto a Pereza, Julieta Venegas (mira que eres maja), Coti (mira que eres pesao), Ariel Roth que sigue tocando la guitarra de puta madre, Coque Malla (momento revival con su adiós papá, adiós papá, consiguenos un poco de dinero más), Amaral (si pudiera borrar tus dos últimos discos igual volvías a caerme bien), Antonio Vega que siguen cantando de puta madre pero está destrozado, La oreja de Van Gogh (dicen que las cámaras engordan cinco kilos, pero… ¿cuántas cámaras se ha comido esta tía? yo al principio pensé que se había comido a la cantante), Alex el vago, perdón, Ubago… no sé, un montón más.
Y no me voy sin mencionar al incéíble Joaquín Sabina. Maestro entre maestros, salió al escenario junto a Rosario para cantar Pongamos que hablo de Madrid, lo cual ya fue en sí todo un espectáculo dado que no toca esa canción en directo desde que Franco era corneta. Su vestimenta a lo Angus de ACDC y su bombín. Magnífico en el escenario. Luego nos dedicó Princesa, y para terminar, invitó a los Estopa para acompañarle en 19 días y 500 noches. Sabina podría haberse quedado más tiempo. Volveremos a verte en Septiembre en las Ventas.
Para mí, claro, faltaba el más grande de todos.
Etiquetas:
0

Ultraviolet

VictorBlazquez 17 junio, 2006

Si con mi blog aquí presente consigo evitar que al menos una persona se trague esta basura de película, ya me siento bien.
Ultraviolet es una película que abandoné, cabreado, a los veinte minutos de metraje. Y la verdad es que no sé por qué aguanté tanto. Ya no es sólo el absurdo de la trama, que podría haberlo aguantado, sino que me parece de criminales hacer una película que ha de basarse en los efectos especiales, y que estos sean menos creíbles que Jim Carrey de Jack Bauer. Y lo cierto es que los efectos especiales de Ultraviolet apestan. Y eso es lo mejor que se puede decir de ellos.
Con Milla Jovovich como cabeza de cartel repitiendo el mismo papel de he´roína que hace siempre, frases como “Me llamo Violet y nací en un mundo que no podréis comprender” (oye, mira, ahí acierta, no puedo comprender un mundo tan idiota), fotografía lamentable, rollito videojuego cutre, persecuciones aburridas… y todo eso fue lo que vi en veinte minutos. Para qué más.
El resultado, una chorrada mal hecha. Porque si por lo menos estuviera bien hecha, uno podría defender eso. Pero aquí no hay a qué agarrarse. “Tecnología laserpeich, muy raro y avanzado”. Venga ya, a otro con el cuento.
Etiquetas:
0

Las colinas tienen ojos (versión 2006)

VictorBlazquez 15 junio, 2006

El otro día tuve la ocasión de ver el remake de Las colinas tienen ojos realizado por Alexandre Ajá, y lo cierto es, que sin parecerme una película maravillosa, ha conseguido que mi visión de su director mejore un poco.
Alexandre Ajá es un francés que saltó a la cumbre hace un par de años con la realización de Haute tension, que aquí se dio como “alta tensión”, un filme que recibió múltiples premios en festivales de terror pero que luego no consiguió recaudar lo suficiente en taquilla. A mí aquella película me encabronó. ¿Por qué? Porque resulta que es una mala copia del libro Tensión, de Dean Koontz, cuyo nombre no aparece en ninguna parte. La autoría del libreto está firmada por el propio Ajá, lo que me lleva a la palabra plagio. Porque lo es. Y descarado. Cuando tu adaptas una novela, debes poner el nombre del escritor. Si te atribuyes el mérito de la historia, eso es plagiar.
Aquel detalle ya me sentó mal. Pero peor me sentó que, tras una primera hora y cuarto bastante entretenida y fiel al libro, además de bien dirigida y sin los miramientos que tendrían los americanos para realizar una película de ese corte (donde cortan una garganta, violan a una jove y le pegan un tiro con escopeta por la espalda a un crío de ocho años… lo que seguramente de haberse rodado en EEUU no habría pasado…) fue que quisieran darle uno de esos giros “para sorprender a la audiencia” que no viene en el libro. Y que puede que al principio no te lo esperes (yo no me lo esperaba pero porque no viene en la novela), pero si luego repasas la trama teniendo en cuenta ese giro, resulta que no cuadra, que las cosas no pudieron suceder de esa manera. Y la película pierde su sentido y se convierte en una absurdidad.
Pero en fin, estaba hablando de Las colinas tienen ojos.
Remake de una de las películas más sobrevaloradas de Wes Craven la película narra la historia de una familia (padre, madre, hija mayor, marido de hija mayor, bebé de ambos, hija mediana, hijo pequeño) que se quedan tirados en medio del desierto y empiezan a verse acosados por una familia afectada por las mutaciones que se derivan de las pruebas nucleares llevadas a cabo por ele jército americano en dicho desierto muchos años antes.
Vamos, la trama es hiper currada. (métase aquí vocecilla irónica)
La dirección de Ajá es impecable, eso es cierto, aunque tampoco se sale de lo corriente. La fotografía es probablemente lo mejor de la película… Eso, y la sangre fría que vuelve a mostrar Ajá al filmar las muertes. Si bien no hay planos explícitos como en su anterior obra, lo cierto es que la brutalidad de que hacen gala los mutantes en su primera incursión en la caravana (donde caen dos de los personajes, y uno de ellos no te lo esperas) está maravillosamente rodada. Luego la peli mantiene el rollito adolescente, y si bien no pierde la intensidad en ningún momento, llega un punto en que sabes perfectamente lo que va a ocurrir, quien va a morir y quien no. Así que al final se queda en un mero entretenimiento, bien entretenido eso sí, para una tarde con ganas de ver sangre. Porque de eso os aviso: terror cero. Ni un susto.

Las actuaciones bien. Todos los actores mantienen la talla y son coherentes a sus personajes. Sobra un poco de talante heróico en el adolescente de la familia, pero claro, es EEUU. Si Ajá hubiera rodado esta película en Francia a ese crío se lo hubieran cargado rápido. A ver si los gringos se enteran de que los niñatos que salvan la vida a los demás con truqitos de rambo o mcgyver no son creíbles (vease, Parque Jurásico 3, el colmo de los colmos).
Si algo sorprende del cast de Las colinas tienen ojos es ver a Emilie de Ravin como la hija mediana de la familia. Acostumbrados a verla dulce y pura en Lost, extraña verla en una película de estas características. Demuestra que se le da bien chillar, que tiene buena capacidad pulmonar. Pero su papel tampoco se distancia mucho de su imagen en la serie naúfraga. Sigue siendo dulce y pura, pero aquí las pasa peor.
Etiquetas:
0

Vaya semanita

VictorBlazquez 14 junio, 2006

Los días en el trabajo se hacen largos. llegas a casa y todo es mundial. ¿Y a lo que no nos gusta el futbol se nos permite hablar de otra cosa? Hombre, en realidad lo prefiero a que se pasen el día entero hablando de Rocío Jurado, Yola Berrocal o la novia de algún torero que me importa tres pimientos.
En el cine no han estrenado nada potable, supongo que para no hacerle sombra al evento futbolístico. España gana cuatro a cero su primer partido y ya somos campeones del mundial. ¿De verdad se cree la gente que van a pasar de octavos?
Llego a casa y me liquidan en el San Andreas nada más empezar. Busco algún estadio de futbol, para ver si entre las múltiples opciones de este violento juego se encuentra la de acribillar jugadores y aficionados. No sé, por pura diversión.
Leo la prensa. Parece que ha terminado la invasión de polillas pero ahora hay invasión de cucarachas. Claro, querrán ir al mundial también.
Sigo leyendo la prensa, veo el telediario. Sucesos. Un hombre se lía a patadas con su novia embarazada de dos meses. Pandilleros matan pandilleros. Siete imbéciles secuestran a un niño para pedir un rescate. Un hombre de sesentaytantos viola a su nieta de once años y la deja embarazada. La gente clama por su castración sin anestesia y con un cuchillo oxidado. Secuestros expres, violencia expres. Recuerdo las clases de sociología y el efecto denominado victimización y recuerdo a la profesora contándonos cómo los medios de comunicación provocan que la gente vea a su alrededor un mundo mucho más peligroso del que tienen.
Creo que al final prefiero el mundial. No. Apago la tele. Eso sí es paz. Vamos a jugar San Andreas. Moskis, diría Homer. Ahora soy yo el asesino. Puedo ir con mis colegas de partida y hacerles lo mismo que en La naranja mecánica.
La vivienda imposible. La vida cuesta arriba. El futuro, hipotecado en el mejor de los casos. Pero ganaremos el mundial.
Hace calor. Menos mal que abren la piscina este sábado. Los estanques se vacían, pero ¿a quién le importa cuando se está refrescando en la piscina? Ya nos preocuparemos más adelante. Por lo menos, por lo menos, hasta después del futbol nada de embalses. Y ya que estamos, nada de nada. Veintidós tíos peleándose por una pelota son mucho más importantes. Una vez leí que el futbol no es más que una representación metafórica del sexo, y que por eso gusta tanto a los hombres. El balón es el pene, y todos los jugadores lo persiguen. Adivinad qué es la portería. Y el gol, máxima expresión futbolera, es el orgasmo, fin del sexo, y por eso los dos equipos lo persiguen con tanto ansia.
Oye, pues empieza a gustarme el futbol… ¿Quién juega ahora?
Mejor me hago la cena y dejo esto del blog para otro día con mejor actitud.
Etiquetas:
0

Jack Bauer en Lost

VictorBlazquez 11 junio, 2006

La noticia saltó en Abril a la red: Fox y ABC quieren unir sus dos series de mayor éxito y realizar una única uniendo fuerzas, a modo de spin off extraño (ahora que está de moda). de esa manera, la próxima temporada de este híbrido entre 24 y Lost, tendría a Jack Bauer como compañero de Locke, Jack, Sawyer, Claire y toda la tropa de la isla.
Yo lo tengo claro… a Jack Bauer no le hacen falta más que 24 horas para salir de la isla. Los productores de ambas series han comentado lo emocionados que están ante la posibilidad de ver un duelo de protagonismo entre los dos Jacks (Bauer y el doctor de la isla), y también han mencionado que habrá escenas de torturas, donde Bauer le demostrará a Sayid que por mucho ejército iraquí, el mejor sonsacando información es él. También se ha dejado caer que la paranoia sobre la seguridad de la isla será uno de los puntos fuertes de la temporada. Ah, y que Elisha Cuthbert (Kim Bauer en 24) participará en un episodio que supondrá su definitiva salida del reparto al caer desde un precipicio y morir (ya se oyen los aleluyas!!!)
Esto no tiene ningún sentido, ¿verdad? Es absurdo, pero todo el mundo puede leerlo en este enlace. Está en inglés, pero si eres lo suficientemente avispado, al llegar al final conseguirás traducir que todo esto no es más que una broma que salió en los medios con motivo de los Santos Inocentes, que en EEUU se celebra en Abril (ya se sabe, los gringos hacen lo que quieren y cuando quieren).
Menos mal…
Ok, pasado el mal trago, no puedo irme de aquí sin comentar un par de cosas.
Existe una página en Internet llamada almeidaisgod (o sea, Almeida es dios) donde los fans de 24 rinden homenaje al segundón por antonomasia de la serie. Para mí si hay un dios, ese es Jack Bauer, pero no quiero entrar en discusiones. Pues bien, en dicha página han abierto dos post de lo más interesantes. El primero de ellos es sobre Las muertes más recordadas de 24. En el puesto 24 se encuentran los vecinos de Mandy, en la cuarta temporada. En el puesto 21 se encuentra uno de los mejores malos que ha tenido la serie, el señor Ira Gaines. Por ahí están también personajes míticos que ni siquiera voy a mencionar pues todos sabemos quien son…
Y sí, en el número 1 está una de las muertes más crudas que se han visto en la pantalla pequeña. Que coño, la muerte más dura que se ha visto. El señor Ryan Chapelle. Un minuto de silencio.
El otro enlace que puede encontrarse en almeidaisgod es el de Los 24 más imbéciles de 24. Y bajo ese epígrafe puede encontrarse una lista de personajes estúpidos que se inician en el número 24 con Kevin Carrol, también conocido como el falso Alan york de la primera temporada. También se encuentran personajes como:
George Ferragamo (señoooor)
Patty Brooks (la listilla aquella que quería acostarse con Palmer y es extorsionada por Sherry)
Ronnie Starks (el idiota aquel que dijo “no voy a decirte nada, tengo inmunidad” antes de que Jack Bauer le metiera dos tiros en el pecho y le pidiera una sierra a Mason)
Danny (del cual escriben en almeidaisgod lo siguiente: si una mujer te apunta con una pistola y te dice que si intentas salir del hotel te dispara y lo primero que haces es intentar salir del hotel y morir… idiota.)
Ramón Salazar (matar a tu hermano para seguir un trato de droga que te ofrece el tipo que te puso en prisión…)
Y en el número 1…. ¡Julia Milliken! (lo siento, Kim no sale en la lista… aunque se lo merezca).
Cambiemos de tema. Por último, esta belleza de la izquierda es el último fichaje que han hecho los productores de Lost para la próxima temporada. Su nombre es Malin Ackerman, y aunque se desconoce el papel que interpretará, yo tengbo una ligera idea (teniendo en cuenta lo que fue a hacer el padre de Jack a Australia). Hasta el momento sólo han dicho que aparecerá en ocho capítulos.
Y nada más por el momento. Tan sólo seguir rezando porque eliminen a Charlie del reparto. Que no hay quien le soporte. Pesado.
Numbers are bad.
Etiquetas:
Página 66 de 68« Primera...102030...6465666768

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!