0

Divagando

VictorBlazquez 28 octubre, 2006
Acabo de ver el capítulo sexto de Jericho, la serie que ya he comentado en alguna ocasión, y sigo con esa contradicción respecto a ella. Vamos a ver, la serie parte de una premisa acojonantemente buena:
“Jericho es un pequeño pueblo de EEUU, y sus habitantes observan como a lo lejos, en Denver, estalla una bomba nuclear. A partir de ese momento, se pierden todas comunicaciones y empieza el terror de no saber qué ocurre”
Los inicios y finales de cada capítulo suelen ser acojonantes, debido en parte a esa premisa inicial de la serie:
Después de las bombas nucleares viene la lluvia radiactiva, con todo lo que eso conlleva; Hay rumores sobre movimientos de tanques; Desde Jericho parten voluntarios en todas direcciones para encontrar supervivientes u otros pueblos donde quede gente que pueda saber lo que ocurre; Varios días después de las bombas y después de captar tan sólo estática en las televisiones se inicia la “respuesta federal”, que para aquellos que no conocen el funcionamiento del gobierno de USA, significa que tras una gran catástrofe de esa magnitud, el Gobierno se haría cargo e intentaría restablecer las comunicaciones, el transporte, etc, y lo primero que aparece es un mensaje en las televisiones donde pone “permanezca atento, pronto les diremos como actuar” o algo así.
Y mi preferido: Cuando aún se está viviendo en medio del pánico de no saber lo que está ocurriendo en el país, desde Jericho observan como, desde una base cercana, son lanzados varios misiles. O sea, esta serie podría ser la polla si se dedicara a contar eso, el cómo se podría vivir desde el punto de vista del ciudadano una situación de ese calibre. Nadie sabe si están en guerra, a dónde van esos misiles, si están siendo atacados o qué ocurre.
A mi me parece una gran premisa.
El problema es que eso nos lo cuentan en los primeros cuatro minutos y al final de cada capítulo, para mantener el enganche, pero el resto de la serie divaga por tonterías. Que si este quiere a esta y le pone los cuernos a aquella, que si hay un incendio y vamos todos a apagarlo, o, lo del capítulo de hoy, que me ha parecido insultante…
Voy a ello: Vamos a ver, empieza el capítulo dejándote con la boca abierta, con todos los habitantes de Jericho mirando al cielo porque EEUU está lanzando misiles pero no sabemos ni a quién ni por qué. No sabemos si están en guerra, no sabemos nada. Lo siguiente es el lanzamiento de un EMP (una bomba de pulso electromagnético, que lo que hace es quemar cualquier cosa electrónica), o sea que Jericho, y todo lo demás, se queda sin luz, sin neveras, sin relojes, sin ordenadores, etc. Buen inicio de capítulo. Y de ahí pasamos a contar los problemas de la cosecha de uno de los protagonistas, y durante el resto del capítulo ni siquiera se hace una mención a la situación. Lo peor es que acaba el capítulo con ese rollo moralizante que algunas series insisten en meter y que toca tanto los cojones, o sea, acaba con todo el pueblo yendo a echar una mano en la recolección, todos en plan “mirad que buenos somos, todos ayudamos, y yo te doy mi fertilizante y no te pido nada a cambio porque somos buenas personas”.
Venga ya, vete a cagar.
En fin, que me joden esas cosas.
En otro orden de cosas, ya sabéis que me encanta fijarme en los detallitos. Me fijé como un campeón en el símbolo tipo letra “ese” que ya sale de continuo y cada vez más fácil de identificar en “Heroes” (esa sí es una buena serie), y mira que los primeros no fueron fáciles. Pero Adri es testigo de que los vi. Pero es que tengo más detalles, algunos un poco ida de coco:
– En “Heroes”, Hiro Nakamura y su compañero son expulsados de un casino de Las Vegas. Si alguien se fija en el cartel del casino, podrá ver que se trata del casino de la serie “Las Vegas”. Y eso que no veo esa segunda serie, pero el símbolo lo había visto en los anuncios.
– En Verónica Mars han aparecido los famosos números de Lost.
– Es curioso, pero Desmond, de Lost, uno de los personajes que más me gustan, parece haber despertado en esta tercera temporada, después del estallido electromagnético, con un poder que se parece demasiado al de Isaac Mendez, de Heroes…
– En el capítulo de Jericho en el que me he cagado un poco más arriba, uno de los personajes le dice a otro que deben mirar por cuidarse ellos solos porque después de las bombas es “Every man for himself” (cada uno por su cuenta). Me parece curioso porque ese mismo día se emitía Lost y el título del capítulo era “Every man for himself”. ¿casualidad?
– Por cierto, uno de los presos que estaba en la cárcel con Sawyer llevaba un gorrito en el que podía leerse “The Hanso Foundation”.
– Y para terminar, una que he leído en internet. En Prison Break hay un personaje llamado Westmoreland, al que Scotfield “acusa” de ser DB Cooper, un hombre que saltó de un avión con varios millones pegados al cuerpo, en un robo espectacular. Pues al parecer, el personaje de DB Cooper no es ficticio. En 1971 un hombre llamado DB Cooper protagonizó uno de los más famosos (en EEUU) robos sin resolver, saltando desde un avión con un millón y medio de dólares que pertenecían al Tío Sam. Nunca se le encontró, ni a él ni al dinero. Evidentemente, el resto de la historia contada sobre él en Prison Break es inventado por los guionistas. Un detalle curioso.
Y para detalle curioso, Fox ha sido demandada por plagio. Hay dos hermanos que aseguran que Prison Break se basa en sus vivencias, que hace años uno de ellos estuvo metido en la cárcel y el otro se metió para ayudarle a fugarse, y después vivieron varios años como fugitivos. Esos dos hermanos aseguran haber enviado a Fox hace años un story contando su historia para convertirla en serie. En fin…
Etiquetas:

Comments are closed.

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!