Sin categoría
0

Eden Lake

VictorBlazquez 9 septiembre, 2010
Cuando uno empieza a ver “Eden Lake” no puede evitar recordar “El rey de la montaña”. Las similitudes entre ambas películas son varias, pero mientras en la protagonizada por Ernesto Alterio la historia está tratada con más enfasis en la tensión, la película inglesa está más cerca del survival con toques de slayer.
No es mala película, y está bien contada, lo suficiente para ser entretenida, pero no he dejado de pensar, durante toda la película, que a los guionistas lo único que les importaba era que una pareja fuera torturada por una pandilla de chavales, y para ello, los personajes toman decisiones un tanto… ridículas… durante la primera media hora de película. Como muestra, el momento en que Michael Fassbender decide entrar a la casa de los gamberros. Todo lo que ocurre durante esa secuencia desafía las leyes de la lógica y el raciocinio.
Pero bueno, dejando eso de lado, la brutalidad de la película ciertamente la hará desagradable para más de uno. El dilema moral que plantea, la hará disfrutable a ojos de otros. Sin duda, cuando llega el final y empiezan los títulos de crédito, dan ganas de clamar al cielo por una reforma que endurezca las leyes del menor. En realidad, no hace falta llegar tan lejos. Dan ganas de hacerlo mucho antes de los títulos de crédito.
Es imposible no estremecerse con Eden Lake, porque la realidad ha dado muestras de ser mucho más cruel que la ficción en innumerables ocasiones. Y no hay que irse a Inglaterra para encontrar menores con instinto asesino. En eso es en lo que te hace pensar esta película.
¿Lo mejor? Que te mantiene en tensión la hora y media que dura la película. Que todo el tiempo tienes ganas de que los malditos niños sean descuartizados, mutilados o cualquier cosa que acabe con ellos muertos de forma hiriente.
¿Lo peor? Lo ridículo de ciertas decisiones tomadas por los protagonistas al comienzo de la película.

Comments are closed.

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!