reseña

0

Armagedón en Cinefagia80

VictorBlazquez 14 septiembre, 2013

En Cinefagia80 han reseñado la secuela de El cuarto jinete, y han sufrido por el destino de alguno de los personajes…

La historia tiene pocas horas después de los hechos acontecidos en Castle Hill. Los supervivientes son trasladados a Los Angeles, donde el cuarto jinete hará su aparición extendiendo su reinado de terror a lo largo de los USA. A los personajes ya conocidos se les unirán otros que iremos conociendo a lo largo del relato, algunos villanos y otros héroes pero que tienen un papel destacado en esta secuela.
Lo que sorprende de esta secuela es que tiene lugar practicamente instantes después de la primera. El autor, en vez de situar la acción tiempo después la continua con horas de diferencia. Algo perfectamente lógico teniendo en cuenta como finaliza la primera entrega. Obviamente no vamos a desvelar el desenlace de la misma, pero aquellos que ya la hayáis leído sabéis por donde van a ir los tiros, y nunca mejor dicho, en esta segunda parte.
Hubo un momento mientras leía este libro en el que llegue a ” enfadarme ” con el autor. Debido a las peripecias que les ocurren a los personajes uno llega a encariñarse con ellos. Y te siente mal cuando ves el destino que tiene preparados para ellos su creador. Es cierto que son personajes de ficción, pero a lo largo de las aventuras que han vivido uno no puede evitar haber empatizado con ellos y tenerles cariño. Por eso cuando ves lo que les acontece uno no puede evitar sentirse triste y despedirse de ellos.
Esta secuela es bastante más extensa que su predecesora, algo lógico teniendo en cuenta que aquí intervienen más personajes y la acción tiene lugar en diversos puntos de la geografía norteamericana, mientras que en la primera parte transcurría practicamente en un único lugar. Es debido a la aparición, como he mencionado unas líneas más atrás, de la aparición del virus en el estado de California lo que hace que su propagación sea más extensa y violenta de lo que fue en el tranquilo pueblo de Castle Hill.
El autor parece disfrutar puteando a los personajes buenos, haciéndoles todo tipo de trastadas y enfrentándose a peligros uno tras otro sin apenas descanso. Por contra, los personajes más amorales o directamente malvado se van de rositas. Todos sabemos que un buen libro o película se caracteriza por tener un villano a la altura de las circunstancias. A lo largo de el cuarto jinete armagedón, nos encontraremos con más de un villano. Y os aseguro que cada vez que se enfrentan cara a cara contra los infectados uno desea que caigan y sean su comida.
Si la intención del autor era causarnos este tipo de sensaciones enhorabuena por él. Su objetivo ha sido conseguido más que de sobra.
Os recomiendo que en cuanto acabéis el cuarto jinete os pongáis enseguida con su secuela. Es un más que recomendable programa doble de zombies.

0

El cuarto jinete en Cinefagia 80

VictorBlazquez 3 septiembre, 2013

Nueva reseña de mi primera novela, en este caso de la mano de Cinefagia 80:

La novela escrita por Victor Blázquez nos narra la siguiente historia: Castle Hill parece un pueblecito tranquilo de los Estados Unidos. Nada más lejos de la realidad. Poco imagina la gente que un incidente en una base militar, y más concretamente en su laboratorio, será el inicio de una jornada difícil de olvidar. Y de las que no todos los habitantes de la población saldrán con vida.
Impresionante, así es como puedo definir este libro. Desde las primeras páginas te atrapa y ya no lo puedes soltar hasta que acabas su lectura. Se nota el cariño con el que ha sido escrita, y que el autor ha visto mucho cine de género al igual que la literatura. Es una novela que pasa volando y que perfectamente puede ser adaptada al cine, puesto que parece hecha para tal fin.
Durante partes de la obra el autor rompe con algunas de las reglas no escritas dentro de la literatura fantástica, como han hecho otros autores ya comentados aquí en entradas anteriores. Obviamente no vamos a desvelar cuales son, para eso es mejor que el lector adquiera la obra del escritor. Si lo hace desde luego no se va a arrepentir.
Es complicado escoger un personaje favorito, pero si tuviera que elegir me quedaría con dos: uno de ellos es el periodista que por azar se encuentra implicado en los sucesos que ocurren en el pueblo. El otro es la bombero, no solo por valiente y aguerrida, si no también por la descripción física que de ella hace el autor. Para que os hagáis una idea, si tuviera que describirla sería un cruce entre Scarlett Johansonn como viuda negra y Megan Fox. Pero no solo hay héroes en esta novela. Como si una obra de Stephen King se tratara, aquí también nos encontramos con personajes identificables dentro de este tipo de literatura: el borracho del pueblo; el putero; el hombre sin escrúpulos….
Desde luego es una obra que habilmente mezcla la acción con el terror. Es como si este libro lo hubieran escrito a dos manos el padre de los zombies George A. Romero y el director que junto con Danny Boyle hizo que los zombies, o infectados en este caso, corrieran que se las pelaran Zack Snyder.
Poco tiempo después de la aparición de El cuarto jinete apareció su secuela, llamada igual que su predecesora pero con el subtitulo Armagedón. El cual me estoy leyendo ahora y que en cuanto acabe no tardará en aparecer por este blog. Hasta ahora, y a modo de aperitivo y de crear hype que demonios, os puedo avanzar que la acción transcurre en Los Angeles y pocas horas después de lo acontecido en el pueblo. Lo que llevo leído hasta ahora me ha dejado con la boca abierto.
Espero que la entrada os haya gustado y que la espera haya merecido la pena.

0

El cuarto jinete: Armagedón en 12 libros que leer

VictorBlazquez 19 agosto, 2013

Nueva reseña de El cuarto jinete: Armagedón, en esta ocasión en la web 12 libros que leer. Ojo, SPOILERS del primer libro.

 

La historia comienza nada más salir de Castle Hill, con todos los supervivientes metidos en un camión, y como bien sabes, uno de ellos está infectado. La trama sigue a estos supervivientes de Castle Hill que tienen que volver a enfrentarse a este virus, y nuevos personajes que encontraremos según avancemos.
La gente que piense que una segunda parte no puede ser mejor que la primera, en este caso se equivocaría de lleno. “El Cuarto Jinete” es una gran novela, con un estilo muy bueno y un narrador peculiar (en el buen sentido) que se ha ganado las buenas críticas. “El Cuarto Jinete: Armagedón” tiene todo eso y más. No solo es casi el doble de páginas, sino que es el doble de acción y tensión. Con personajes por los que sientes odio extremo, tal que te entren ganas de tirar el libro al suelo. Con escenas en las que cuesta respirar, pues en un apocalipsis zombie hay que correr más que los no-muertos, y si estos son de los que corren más te vale tener suerte.
Se comparaba la primera parte con “La Cúpula” de Stephen King, pero creo que esta se le acerca más. Al menos en esta veo a un Junior, y un `Big Jim´ Rennie (personajes de “La Cúpula”).
                La verdad es que es una novela que aunque sea larga, la disposición de los capítulos que están subdivididos y el narrador que te da la mano la hace más amena, hasta el punto de poder durarte unos días. Sinceramente me gustó infinitamente más esta novela que la primera. Con eso no quiero decir que la otra fuese mala, es muy buena, pero la segunda es mejor.
                Los personajes no evolucionan demasiado, tienes a los buenos, a los malos, y los que están en un punto intermedio, y así es en la mayor parte de la novela, pero eso no quita que sean magistrales.
                De las cosas que más me han gustado de esta novela cabe destacar los giros argumentales, cosas que piensas que van a pasar y no pasan o cosas que no crees que pasen y acaban por suceder. Eso da mucho juego a lo largo de la historia, porque llega un momento en el que no sabes con exactitud lo que va a te espera.
                Creo que lo único que no me gustó fue que la novela acabase dejando cosas en el aire, aunque el libro venga con un link al final con unos extras. Más que nada porque no puedo esperar a la resolución, y quiero saber qué pasa con los personajes.
 
                Conclusión; este es otro de los imprescindibles del género. En este libro no lees un apocalipsis zombie, aquí lo vives en tus carnes. Sufres con los personajes, y te sientes parte de ellos. Leedlo, no os defraudará.

                Un saludo, y seguid conectados.

0

Peta Z: El legado de Gilead

VictorBlazquez 19 agosto, 2013

 En El legado de Gilead (que me gusta a mí el nombre de esta web) han reseñado Peta Z… y la reseña es espectacular. Sin más, os la dejo a continuación:
Estamos de regreso, y de nuevo volvemos con una antología, pero esta vez una de lo más extraña, humorística, desternillante y descacharrante de las que nunca encontraréis en el mercado. 
 
Explicar el origen de lo que esconde esta antología es largo, por lo que simplemente os lo resumiré en unas líneas para que os hagáis a la idea de las cosas que se pasan por la cabeza de los escritores cuando no tienen mucho que hacer y se juntan un grupo de ellos y empiezan a idear cosas dañinas para la humanidad.
 
Hace un año, en el Celsius 232 de Avilés (festival dedicado a  la literatura de género de Terror, Ciencia Ficción y Fantasía) se juntaron doce escritores, en su mayoría de terror para cenar en una misma mesa. Bromeando, a uno de ellos (o a varios, aquí las versiones se disparan) se le ocurrió el juntarse todos ellos y lanzar en un plazo aproximado a un año, una antología dedicada a los dibujos y programas infantiles que habían marcado su infancia, pero dotándolos de un rasgo nunca antes visto en este ámbito: convertir los relatos en relatos Z, es decir, con zombies de por medio. Tras firmar todos un contrato imaginario en una servilleta, se dijeron adiós y se pusieron manos a la obra. Y esto es lo que salió…
 
La verdad es que así, contado de primeras, es una estupidez tan grande como meter la mano en una jaula de tigres de bengala, pero ellos, muy profesionales todos, se lo tomaron muy en serio y cada uno, sin prisas y tomándose su tiempo, acabaron por entregar todos los relatos. Y esto es lo que me encontré cuando llegó a mi Kindle.

1- Battle Royale, de Víctor Blázquez (El cuarto Jinete, El cuarto Jinete: Armagedon)

El relato de Víctor está basado en el mundo de Oliver y Benji. Para darle ese toque Z, utiliza un recurso muy original, mezclando la trama de la novela, cómic y película Battle Royale, y metiendo a todos los protagonistas de la serie futbolera en un terreno de juego gigantesco (hay cuarenta km de portería a portería) en el que solo sobrevivirá aquel jugador que llegue al final de la cancha con el balón controlado, eso sí, esquivando a miles de zombies que les salen al paso. Evidentemente la trama no es mas que una mera excusa para ver caer a nuestros ídolos a manos de cadáveres andantes y desmembrados. Los hermanos Derrick, Tom Baker, Bruce Harper, Dani Mellow… y evidentemente nuestros Oliver, Mark y Benji, tendrán que vérselas con las hordas de no muertos mientras realizan filigranas futboleras de la talla de la Catapulta Infernal, o el Tiro Combinado… Una locura enorme que por cierto está muy bien narrada y que cuenta con ciertas escenas muy cacjondas que hará las delicias de todos aquellos que siguieran la serie original.
 
2- Cuando lo que de amoroso tiene el oso no resulta nada hermoso, de Ignacio Cid Hermoso (El osito cochambre, Texturas del miedo)
Nunca había leído nada de dicho autor, pero he de decir que su relato me ha dejado de lo más sorprendido. Su prosa es genial, llena de detalles y exquisita. No es que se pare en detallar en demasía sino que la manera de hacerlo, tan bucólica, te mete de lleno en el relato consiguiendo que más de una vez saques una sonrisa por la manera de expresarse de los ositos. Sin entrar muy dentro de la historia, Ignacio nos cuenta como una de las oseznas amorosas está en medio de un parto, a punto de dar a luz un nuevo osito y siendo asistida por varios de sus compañeros. Lo que aparece de dentro de su pelucona vagina… nunca llegaríais a imaginároslo. Y hasta aquí puedo leer. A mi personalmente es uno de los que más me ha gustado y posiblemente con el que más me he reido.
 
3- Z de Mazinger, de Daniel P. Espinosa (Aplaudan al salir, Nekromanteia: Rituales de los muertos)
Como podéis ver por su título, Daniel nos sorprende con una historia de zombies algo especiales, en el mundo de Koji Kabuto y su robot gigante. La narración, densa a la vez que interesante como solo sabe hacer Daniel, muestra un mundo triste, desolado y devastado por un experimento del Doctor Infierno que se le fue de las manos y en el que nuestro protagonista vive al margen de lo que en otros tiempos fue la imagen del superhéroe. Su novia Sayaka (o lo que fuera en la serie, porque un servidor nunca le encontró el punto por lo que nunca la seguí) se encuentra desaparecida desde hace unos años, y por un giro del destino, volverá a atormentar la vida del pasota Kabuto que emprenderá el rescate con ayuda de su amiguete metálico. La escena del rescate, impagable la conversación entre Koji y Sayaka… para enmarcar. 

4- Cama para doz, de Angel Luis Sucasas (Hamelin, El encuentro)

Otro autor al que nunca había leído y del que he salido muy satisfecho al leer su relato. En este caso, los elegidos han sido Epi y Blas, y todo en una trama o historia narrada a modo de conversación/diálogo desternillante, en el que se mezclan las escenas clásicas de humor de Barrio Sésamo y los traumas posibles que existirían en esta pareja de amigos que comparten habitación y, quien sabe, algo más. Poco puedo decir sobre el toque Z ya que en este caso es una verdadera sorpresa su inclusión, aparte de que me lo he pasado genial con él, y que cada vez que leía cómo cualquiera de los dos se reía, me entraba la risa de recordarlos cuando no era más que un alfeñique que no levantaba más de seis palmos del suelo. Una joyita este relato. Palabra.
 
5- La maleta, de Miguel Aguerralde (Caminarán sobre la Tierra, Última parada, la casa de muñecas)
 
Llamadme simple, pero este es otro de los relatos con el que me lo he pasado teta metralleta. Dragones y Mazmorras es una serie que de una manera u otra, a todos nos encantó de pequeños pero que, vista en perspectiva, tenía más agujeros en su guión que las praderas de Hobbiton. Y precisamente con eso es con lo que juega Miguel en un comienzo, sacando a relucir todas esas sandeces que nos importaban un bledo de canijos, pero que ahora mismo sonrojarían a cualquier guionista. Además, todo contado como si de una entrevista se tratase, por causas que no voy a comentar, y narrado en primera persona por Bobby, el bárbaro de la serie. La verdad es que el relato te retrotrae de una manera muy eficiente a aquellos capítulos de la serie, lo que, aun siendo la historia tan diferente de lo que se contaba en aquellos capítulos, es digno de elogiar. Además el relato es consistente, y en ningún momento decae su ritmo. A eso añadirle el misterio de lo que se esconde en el interior de dicha maleta. Otro de los que destacaría sin duda.

6- ¿Qué haces comiéndote a la lisiada?, de Darío Vilas (Instinto de superviviente, El hombre que nunca sacrificaba a las gallinas viejas)

Con este título, es más que evidente a quien se refiere este relato tan soberanamente macabro. Sí, Heidi también tiene cabida en esta locura de antología, y además de una manera algo sorprendente, tanto en el tratamiento del género como en el personaje protagonista. Todo sucede en unos escasos minutos en una habitación ocupada por la paralítica más querida por todos los niños grandes de los setenta y ochenta, Clara, la institutriz mas odiosa de esos mismos años, la Srta. Rottenmeier y cómo no, la niña mas adorable de este lado de los Alpes, Heidi, que en este caso… es algo diferente a lo que nos mostró en su serie el maestro Takahata. Resaltar lo gore de alguna de sus escenas aunque para nada gratuitas, dicho sea de paso. Un relato divertido y con un final que me ha dejado muy buen sabor de boca.
 
7-El abismo insondable, de Juan Miguel Fernández (El jardín impío)
Otro relato que me ha gustado muchísimo, sobre todo por el tratamiento de su autor, al que he de añadir a la lista de ex-desconocidos. Y a lo que me refiero como tratamiento, es porque en este caso tratándose de Los caballeros del Zodíaco la serie a parodiar, Juan Miguel se ha decantado por escribir una historia que bien podría haber pasado por una OVA oficial de la serie, o incluso un par de capítulos de la misma y ha dejado atrás esa sátira que esperamos en todos os relatos. Los personajes, la ambientación e incluso las pinceladas de mitología clásica que nos regala, casan a la perfección en esta historia que, de verdad, hará las delicias de los fans de la serie.
 
8- Mi mono y yo, de Manuel Martín (La noche de los difuntos del 38)
Otro relato que solo con leer el título queda claro a qué emblemática serie se refiere. Marco y su inestimable amigo primate Amedio protagonizan esta aventura, que no hace sino contar de una manera alternativa el viaje que realiza el muchacho italiano para buscar a su madre en la Argentina. Con una prosa cuidada, descriptiva y acertada, acompañaremos a los dos protagonistas hasta las Américas, no sin antes sufrir con ellos las penas de una familia obrera de aquella época, y que no tiene más remedio que emigrar a otro país para poder ganarse el pan. Aunque no es de los más destacables, he de resaltar que es uno de los que mejor narrado está, o, mejor dicho, mejor plasmado está tanto la historia en la que se bas como en la que se transforma con la inclusión del género Z.
 
9- La sima, de Alejandro Castroguer (La guerra de la doble muerte, El manantial)
Y llegados a este punto, es cuando he de reconocer que a veces odio hacer reseñas. Y me diréis ¿Por qué? Fácil. Porque a veces, no todo lo que uno lee es de su agrado y, si quiere ser sincero, ya no solo con el autor de dicho relato o novela, sino con uno mismo, ha de plasmarlo en el papel y mostrarlo a sus lectores (si es que tiene) para que se preparen sobre lo que se van a encontrar. El relato de Alejandro (si me permites la confianza) se basa en el Universo de Ulises 31, una serie que aunque recuerdo en breves retazos y a base de flashes, tengo grabada en la memoria cada uno de sus personajes y sus nombres. Ya veis, maravillas de la mente. Desde el principio Alejandro despliega su especial forma de contar las cosas, con un vocabulario extenso y lleno de palabras enrevesadas y con una narración en primera persona que desde el principio ya empieza a hacer daño a nuestro subconsciente. Estas palabras no son negativas, sino todo lo contrario. La capacidad de Alejandro de crear atmósferas opresivas, decadentes y depresivas es extraordinaria y aquí, en el entorno de la nave, o consigue de una manera excepcional. Pero como todo en esta vida, hay algo que falla, y es que lo que narra, escatológicamente perverso, no está hecho para mi. No disfruto de lo que narra, y tampoco puedo dar una razón exacta. Quizá nunca conecto con la historia o simplemente no la entiendo.. Detecto un trasfondo de crítica, pero no puedo asegurarlo, y todos los que soléis leer mis reseñas, sabéis que esas cosas no son mi fuerte. Así que desde aquí mi más sentido perdón a su autor por no haber sido capaz de encontrar ese “aquel” que ha plasmado entre sus letras…
 
10- Banner y Flappy contra la Bruja Avería Z, de Javier Cosnava (1936Z. Guerra Civil Zombie, Diario de una adolescente del futuro)
Relato sorprendente y… diferente a todos los vistos hasta ahora. Aquí Javier mezcla una serie de dibujos animados que da título al relato, Banner y Flappy, esas dos ardillitas híper felices que vivían en un bosque en el que todo era alegría y cosas buenas, junto a un personaje salido del genial programa de la transición ochentera La bola de cristal, sin duda el más recordado por todos, La bruja avería. Aquí, la susodicha encarna el papel de villana del cuento y las ardillitas el papel de buenas. Pero claro, si este relato fuese normal, seguramente Cosnava no se habría quedado a gusto, por lo que refleja en sus letras una crítica social al actual sistema banquero y financiero que nos oprime, y que es reflejado como el Banco Zombie que todo lo devora a su paso y no deja nada sin infectar. Un relato muy crítico con los tiempos que nos ha tocado vivir, muy bien escrito, satírico, ácido y directo como las actuaciones de Tip y Coll en la televisión de la misma época. Me ha gustado muchísimo, pero parece desubicado comparado con la línea que siguen los demás relatos por la seriedad de lo que cuenta.
 
11-La buena, el ladrón y el malo, de Vanessa Benítez Jaime (No he encontrado ningún libro de su autoría)
Y llegamos al último relato, este basado en la serie de dibujos japonesa de Lupin III, el ladrón de guante blanco que salía siempre enfundado en su traje rosa fuerte y sus patillas de moderno. Este relato, narrado de manera correcta, tampoco me ha terminado de gustar. Me ha parecido enrevesado o poco claro. Aunque todo ello se lo podemos achacar también a mi cabeza, que a veces se comporta de manera estúpida y no es capaz ni de captar el mensaje de una canción de catequesis. El caso es que durante toda la narración no he sido capaz de conectar con el relato, y quizá esta sea la verdadera causa de mi despiste y mi falta de entendimiento.
 
Y hasta aquí los once relatos de esta divertida antología. Como podéis ver, todos son de un corte distinto y muy diferentes a sus compañeros de antología, algo muy difícil de conseguir pero que en esta ocasión alcanzan el objetivo de manera correcta.
 
No quiero cerrar la reseña sin nombrar a Daniel Expósito, autor de la ilustración retro que da color a la portada, y a Iván Ru-So, culpable de las imágenes que han estado apareciendo a modo de carteles publicitarios y que acompañan estas líneas en el Blog.
He de decir que la antología está disponible para descargar de manera gratuita en diversos formatos en esta dirección :
 
 
Sin más, os conmino a su lectura si queréis pasar un rato divertido y olvidaros de los tiempos tan difíciles que nos toca vivir. Además, no solo de lecturas serias vive el hombre y de vez en cuando hay que meterse entre pecho y espalda algo como esto. Si tienes menos de treinta y cinco años, y los ochenta fueron tu época, hazme caso, esto te va a gustar.
Etiquetas: ,
0

Peta Z sigue destruyendo infancias…

VictorBlazquez 23 julio, 2013

He aquí una nueva reseña de Peta Z, esa antología en la que once bastardos nos dedicamos a rememorar nuestras infancias (y las de muchos) y luego destruirlas por completo. Nunca habéis leído nada igual. David J Skinner ha escrito lo siguiente en el blog de su nueva novela, La amenaza:

Distintos estilos, diferentes historias… un mismo objetivo: ¡destruir tu infancia!

¿Demasiado radical, tal vez? Puede ser. Lo mejor es que seáis vosotros quienes lo juzguéis. Os voy a dar unas pequeñas pinceladas de lo que encontraréis en Peta Z, una antología que mezcla zombies con los dibujos animados de nuestros primeros años.

El primer relato viene de la mano de Víctor Blázquez, creador de El cuarto jinete y de su secuela, El cuarto jinete: Armagedón, y coordinador de esta antología. ¿Qué nos encontramos aquí? A los campeones de fútbol Oliver Aton y Benji Price, junto al resto del equipo de la selección japonesa, luchando por sus vidas en un peculiar partido.

Podríamos pensar que, tras leer esta lucha por la supervivencia, lo peor ha pasado.

Nada más lejos de la realidad.

Ignacio Cid Hermoso nos cuenta, a continuación, una historia de nubes de golosina y arco iris, con los simpáticos Osos Amorosos. Aunque claro, ya sabemos que la cosa no terminará tan bien como empieza…

Pasamos al relato de género negro, de la mano del creador de Aplaudan al salir y Nekromanteia, Daniel P. Espinosa. Tras años de lucha, el doctor Infierno logró crear un virus mucho más mortal de lo que él mismo pensaba. Seis años después, Koji Kabuto está obsesionado con encontrar a Sayaka, desaparecida tras el incidente.

Los geniales diálogos entre Epi y Blas, escritos por Ángel Luis Sucasas, son el preludio de una pesadilla como nunca se ha vivido en Barrio Sésamo. Sin lugar a dudas, el relato con el que más me reí de toda la antología.

Seguro que muchos recordaréis a los Jóvenes Dragones. Esos chicos que llegaron, a través de una atracción de feria, a un mundo repleto de Dragones y de Mazmorras. Tras años de vagar por aquel mundo, Miguel Aguerralde nos muestra el enfrentamiento que tienen con un mal mucho peor que Venger o Tiamat.

La amistad entre Heidi y Clara es el inicio de la siguiente historia, narrada por Darío Vilas. La severa señorita Rottenmeier intentará que la vida (o la no vida) de la pequeña Heidi se convierta en un infierno.

Juan Miguel Fernández nos cuenta la más dura batalla que Pegaso y los Caballeros del Zodiaco han librado jamás, cuando un poder anterior a los Dioses despierta. Todos obedecerán sin dudar a Atenea, aunque eso les suponga una muerte casi segura.

Las aventuras del pequeño Marco, su mono Amedio y una enorme hacha, mientras busca a su madre desaparecida, serán narradas por Manuel Martín.

La nave espacial Troya está vagando por el espacio desconocido, capitaneada por un descerebrado zampabollos y su pequeño robot, en el relato de Alejandro Castroguer. ¿Podrán enfrentarse a la ira de los Dioses del Olimpo?

La lucha a muerte de dos ardillas contra el capitalismo más salvaje, encarnado en la malvada Bruja Avería Z, nos llega de la mano de Javier Cosnava.

Por último, Vanessa Benítez Jaime nos habla del nieto del más famoso ladrón de guante blanco de la historia, en su aventura más escalofriante e increíble.

Once bastardos, una servilleta y mucha mala leche… Una mezcla más peligrosa que todos los virus Z del mundo juntos.

Y mucho, muchísimo más divertida.

0

Peta Z partiendo la pana

VictorBlazquez 18 julio, 2013

Pues sí, no hace nada que ha salido y ya tenemos incluso una reseña. Peta Z, la antología blasfema, bastarda, infame y gratuita, se encuentra partiendo la pana en ereaders y ordenadores varios. Y mira que os avisamos: si queréis que destrocen vuestra infancia no vayáis a mirar a otro lado, nosotros nos encargamos con una buena dosis de terror, aventura, humor y muchísima mala leche.

Y a continuación os dejo la reseña que ha escrito el errante:

Bueno, pues ya me he leído esta interesante antología en la que se revisan, desde el punto de vista Z, los dibujos animados de los setenta/ochenta. Desde aquí quiero dar las gracias a todos los que han participado y compartido libremente con los lectores este divertido proyecto.
Estos son los relatos particpantes y una breve opinión sobre los mismos:
Battle Royale, Víctor Blázquez
Un delirante, tremendamente visual y divertido relato en el que se mezclan Oliver y Benji con la famosa película/libro de culto de Battle Royale y un montón de zombies. Me parece a mí que a este Blázquez, y al resto de los once “bastardos” dispuestos a arruinar nuestra infancia con esta antología, se les va mucho la cabeza 😉
Cuando lo que de amoroso tiene el oso no resulta nada hermoso, Ignacio Cid Hermoso
Brutal y “asquerosamente” almibarado el momento del nacimiento del osito amoroso más cañero del mundo. He disfrutado con la orgía de sangre y destrucción que sucede en este relato. Qué puedo decir, nunca tragué a los Osos Amorosos.
Z de Mazinger, Daniel P. Espinosa
Un relato, en clave de novela negra, de la búsqueda de Sayaka por parte de Koji Kabuto, Memorable la conversación entre Koji y el Doctor Infierno. Estos fueron los dibujos de mi infancia y he disfrutado un montón leyendo este buenísimo y sarcástico relato.
Cama para doz, Ángel Luis Sucasas
Epi y Blas y sus conversaciones nocturnaZ.
La maleta, Miguel Aguerralde
Los recuerdos de Bobby, muchos años después de caer en el mundo de Dragones y Mazmorras, siendo entrevistado por unos periodistas tras conseguir escapar de ese mundo de fantasía. Un relato cargado de ironía y decadencia.
¿Qué haces comiéndote a la lisiada?, Darío Vilas
Con este título, y como no podía ser de otra forma, asistimos a una versión de Heidi mucho más hardcore y divertida.
El abismo insondable, Juan Miguel Fernández
Los caballeros del Zodiaco y la tragedia griega como explicación del universo Z.
Mi mono y yo, Manuel Martín
Una magnífica revisión de De los Apeninos a los Andes, con Marco y Amedio convertidos en unos despiadados cazadores de zombies en busca de su mamá, El uso de los flashback hace que este relato tenga aún más fuerza. Con lo que lloré de pequeño con Marco y lo bien que me lo he pasado ahora  Es el relato más Z de toda la antología.
La sima, Alejandro Castroguer
Una versión muy libre y un tanto transgresora de Ulises31.
Banner y Flappy contra la Bruja Avería Z,  Javier Cosnava
Casi tenía olvidadas a esas dos ardillas que tuvieron (si no recuerdo mal) la difícil tarea de sustituir a Jackie y Nuca. No me sucedía lo mismo con mi querida Bruja Avería (¡Viva el Mal!, ¡Viva el Capital!) que me fascinaba y hacía pensar en  aquellas mañana de sábado de La Bola de Cristal, Caja de ritmos y peliculas de ciencia ficción. Ha sido un verdadero placer reencontrarme con ellos en esta genial y original fábula de Javier Cosnava.
La buena, el ladrón y el malo, Vanessa Benítez Jaime
Una revisión de la serie Lupin III. En la que el famoso ladrón se verá envuelto en un robo de lo más dramático. Un relato muy bien escrito e interesante.
 
En fin, como veis estos once autores han puesto a funcionar su imaginación junto con su memoria, y el resultado final es francamente bueno.

 

 

Etiquetas: ,
0

Underbrain Mgz reseña El cuarto jinete

VictorBlazquez 18 julio, 2013

Cosas que pasan, esta reseña en realidad es anterior a la que he publicado hace unas horas sobre El cuarto jinete: Armagedón. Y digo que es anterior porque el autor de la reseña es el mismo y evidentemente escribió antes la del primer libro que la del segundo. Pero esta me había pasado desapercibida y ha sido después de hablar con el reseñador que he podido leer esta reseña de El cuarto jinete que podéis leer en Underbrain.

Ganazas había ya de leer esta novela de Víctor Blázquez, un joven escritor afincado en Madrid que trabaja actualmente como segundo de dirección en series como Herederos, El Gordo o La Fuga. También ha dirigido una decena de cortometrajes y estado detrás de proyectos de distinta índole, desde videoclips a webseries como Pigmalión.

Con esta andadura por televisión, no hay que buscar demasiado para alabar el ritmo tan cinematográfico que tiene la novela, la cual engancha de principio a fin cosa mala… llevándonos de una parte a otra de Castle Hill de la mano de un narrador omnisciente, recurso muy original y que diferencia a ésta de otras novelas de temática similar.

Queda bastante patente que Víctor Blázquez maneja los tempos narrativos con mano maestra, transportándonos del pasado al presente, cuya información que obtenemos de estos saltos temporales es de vital importancia para llegar a entender la magnitud de este virus, el cual se convierte en una auténtica pesadilla para todos sus protagonistas, ya sean principales o secundarios (en este aspecto tengo que decir que hay un montón de personajes, pero que gracias a ese narrador que lo vé todo, nos recuerda quién es quién cuando lo estima oportuno y así nos sirve para localizarlos durante toda la narración).

Otro de los detalles que cabe destacar es cómo Víctor Blázquez nos presenta al comienzo del libro todas las microhistorias que más tarde acabarán confluyendo en una sóla, mientras que las bajas se van uniendo en aumento mientras que vas devorando las páginas una tras otra (respecto a ésto, la caracterización tan humana y empática mostrada por el escritor hacia sus personajes hará que derrames más de una lágrima cuando desaparezca alguno de esos personajes tan queridos por los lectores).

Para los que os estéis preguntando acerca de las escenas violentas: sí, sí las hay, cómo no y en las que Víctor no escatima en detalles escabrosos si lo cree necesario. Asi que os podéis quedar tranquilos, ya que la narración está salpicada por momentos de auténtico gore que hará las delicias de todo buen aficionado.

Las influencias que podemos notar en el libro las hay desde las más obvias (Universo George Romero), otras no tan obvias (hay un par de escenas que me han recordado especialmente a la peli francesa de temática Z La Horde), y algunas que quizás se le escapen a aquéllos que desconozcan el cine de John Carpenter (la escena de la Comisaría me ha recordado a Asalto a la Comisaría del Distrito 13); estilísticamente hablando, la novela es deudora del Universo del gran Stephen King, resultando de todo ello un gran homenaje a este escritor por parte de Víctor.

Concluyendo, El cuarto jinete es de las mejores novelas de zombies que llevo leídas este año y ya tengo en mi mesilla de noche El Cuarto Jinete: Armagedón, así que no hace falta decir que ya llevo leídos unos capítulos y la cosa promete… y mucho.

Ah! y recordad: Castle Hill es un pueblo muy bonito, sí, pero desviaros si pasáis cerca de él… El que avisa no es traidor, palabra de infectado.

0

Armagedón en el Athnecdotario

VictorBlazquez 17 julio, 2013

Hoy ha aparecido una nueva reseña de El cuarto jinete: Armagedón. Ha sido en el Athnecdotario, una web que suelo visitar mucho en busca de libros que leer, así que oye, alegría que me llevo al verme por ahí. Además, es una de esas reseñas que marcan lo que le ha gustado al lector, pero también lo que no le gusta. Al final, en este caso, la sensación final es más que positiva, dice que me he superado respecto a la primera parte (y esto para un autor siempre es importante) y que ha disfrutado leyendo cada página. Podéis leer la reseña en su web original, o a continuación (atención, contiene spoilers):

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano.

El Cuarto Jinete está a punto de ser liberado en pleno centro de Los Ángeles. Desatará toda su fuerza y crudeza sobre sus casi cuatro millones de habitantes. Si no consiguen detenerlo se esparcirá por todo el continente y correrán ríos de sangre. Los muertos no se detendrán ante nada y ante nadie. Vivir se convertirá en un privilegio. El Cuarto Jinete ha despertado… no corras, no te escondas, pierde toda esperanza. No hay sitio al que huir si la muerte corre más que tú.

El Cuarto Jinete: Armagedón es la segunda entrega con la que Víctor Blázquez vuelve al punto desde donde dejó a los supervivientes de Castle Hill, tras la aniquilación de ésta pequeña población por el virus denominado “El Cuarto Jinete”.

¿Qué tiene esta novela que no tenía la anterior? pues rápidamente mi respuesta sería: ¡¡más de todo!!

Esta nueva novela se vertebra de nuevo en base al punto de vista de un espectador omnisciente, recurso éste que nos sumerge de pleno en el centro de la acción, empatizando y sintiendo rápidamente lo que se le pasa por la cabecita a estos personajes, convirtiéndonos en espectadores privilegiados.

Ya dije en su momento que “El Cuarto Jinete” me había sorprendido sobremanera, convirtiéndose rápidamente en una de las mejores novelas de temática Z que han pasado por mis manos, pero es que en ésta continuación Víctor se ha superado a sí mismo, creando un nuevo escenario del horror, donde no pueden faltar personajes tan creíbles o más que los que ya conocemos de su anterior novela.

El Cuarto Jinete: Armagedón comienza con la sensación de seguridad con la que terminamos El Cuarto Jinete, pero que muy pronto se rompe con lo que la pesadilla vuelve a empezar….¡¡y de qué manera!!

El capítulo inicial ambientado en el hotel de Los Ángeles donde se alojan nuestros protagonistas ya nos pone sobre aviso de lo que nos espera, salpicando (nunca mejor dicho) la narración con sangre, vísceras y adrenalina a tope para intentar salir de esa ratonera en la que parece ser no hay escapatoria posible.

A partir de aquí, la narración se divide en los varios grupos de personajes que sobreviven a este nuevo “despertar” del virus y va saltando de escenario en escenario, concentrando más la atención en uno de los grupos más numerosos de los que lograron escapar de allí: Verónica, Brad Blueman, Mark, Paula, Patrick, Richard, Ozzy, Stan, y Kurt que muy pronto encontrarán un nuevo refugio en una urbanización de las afueras aparentemente inquebrantable. Allí conoceremos a otros personajes que viven allí y a otros que llegarán aquí perseguidos por los podridos y que alguno de los cuales se guarda un as en la manga, incluso protagonizando alguna que otra escena incluso más terrorífica que los propios zombies.

Pese a que es una novela bastante extensa (más de 500 páginas) vas devorando (cómo me gusta esta palabreja…) las páginas una tras otra, ya que Víctor vuelve a imprimir un ritmo endiablado a la narración, lleno de giros inesperados y de escenas aterradoras donde el escritor sevillano no escatima en truculencia y gore con un marcado detallismo.

Durante este periplo les cogemos aprecio a muchos de estos personajes, los cuales unos acaban bien y otros no tan bien, así que prepárate a sufrir, querido lector, ya que Víctor no te dejará que te encariñes demasiado con ellos.

elcuartojin2Tengo que mencionar también algunos detalles que no me han terminado de convencer como el de abrirse paso con golpes a través de varias paredes con una simple barra de acero o el cambio de conducta de uno de los nuevos personajes (no te diré quién es, no te preocupes) humanizándolo de una manera casi espontánea, dejando al lector un poco “rallado” con ese cambio de registro.

Quitando esos dos detalles un poco menos logrados bajo mi humilde punto de vista (habrá seguramente muchos lectores que esto no le importe demasiado), El Cuarto Jinete: Armagedón es un novelón que se convierte en una auténtica delicia para cualquier amante de los zombies (y sé que somos muchos), excelentemente bien escrita, con impecables diálogos, acción a raudales y personajes muy bien perfilados, en una historia que no te deja respiro desde que empieza hasta que acaba.

No os la perdáis, en serio.

Ah! por cierto, el prólogo de Javier Cosnava es uno de esos prólogos brillantes y aterradores que podrían servir perfectamente para un relato corto basado en el universo de El Cuarto Jinete; y hablando de extras, Víctor nos invita a todos a leer los destinos de cada uno de los personajes que aparecen por aquí en un link que nos facilita en los créditos finales del libro. así que ya sabéis, amigos….

0

El cuarto jinete unleashed

VictorBlazquez 14 julio, 2013

Conocí a Sonia Unleashed hace un par de años ya, en el ka-tet. En persona nunca he tenido el honor, pero desde entonces nos hemos cruzado algunos emails, algunas impresiones e incluso me hizo una entrevista cuando publicaron mi primer libro, El cuarto jinete, para el propio ka-tet. Lo cual fue todo un honor, por cierto.

El caso es que se ha leido la novela y ha decidido reseñarla en su página.

A pesar de que no soy mucho ‘de zombis’, este me lo tenía que leer. A Víctor Blázquez lo conozco del Ka-tet y consiguió publicar esta, su primera novela, en el 2012. Su estilo de escritura lo conocía y encima la novela tenía pintaza y una portada bonita. ¿Qué podía hacer, aparte de comprármelo y leerlo? Así que eso fue lo que hice.

En El Cuarto Jinete tenemos una novela de zombis bastante terrorífica, ambientada en una pequeña ciudad, Castle Hill, y con un grupo de protagonistas de lo más variopinto. Os pongo en situación. En Castle Hill la vida es muy tranquila, hasta que por algún motivo un virus letal se escapa de control. Todo tiene que ver con una base militar donde se realizan investigaciones del gobierno, con armas biológicas, y todo es culpa de un solo hombre. Veremos cómo eso cambia la vida de la ciudad por completo y en muy poco tiempo, y cómo el Cuarto Jinete – así se llama el virus, de forma muy acertada – hace de las suyas diezmando la población. Nadie se va a salvar de la plaga y del hambre voraz de los zombis. Ni mujeres, ni ancianos, ni niños. Todos caerán como moscas y quizá queda feo que lo diga así, pero leerlo es cantidad de divertido.

En cuanto a protagonistas, tenemos a dos bomberos que tienen “algo” (Verónica y Terence). Tenemos a un fotógrafo y un periodista (Neville y Mark Gondry) que acaban de llegar al pueblo para hacer un reportaje sobre un campeón mundial de ajedrez. A Brad Blueman, otro periodista, pero este menos decente y con métodos y carrera más cuestionables. Jason Fletcher, un joven que al principio del libro acaba de ser condenado por el incendio intencionado de una granja. Carrie, su novia, que lo ama ciegamente y confía en su inocencia. Zoe, que trabaja de secretaria en la comisaría de policía. Dennis Sloat, Rusell y Patrick, policías. Kurt, científico que ha participado activamente en la creación del virus. Paula, una niña perdida… y hay más, bastantes más, y algunos tendrán más y otros menos suerte. Es una novela coral, donde se formarán grupos y también se separarán, habrá heridos, muertos, y alguna que otra sorpresa, algo esencial en este tipo de novelas. Los habrá que nos caigan mejor o peor, sin que ello tenga que coincidir con la opinión del narrador, y algunos recibirán lo que se merecen. Otros no.

42558Me ha gustado especialmente la forma en que está narrado el libro. Me gusta el estilo visual, directo, y cómo el narrador se dirige al que está leyendo como si eso fuera una historia que te está contando alguien directamente a ti. Pero no solo eso, sino que somos espectadores omniscientes. Sabemos qué piensa, qué siente cada personaje… y por supuesto, qué le pasa y qué hace. El cuarto jinete es muy visual, como digo, es fácil trasladar a imágenes lo que estamos leyendo, pues además de ser descriptivo en su justa medida, es como una serie de escenas de una peli que vamos viendo, moviéndonos entre escenarios, acercando y alejando el zoom. Me ha gustado mucho ese estilo.

Además de eso, comentar que se notan algunos de los gustos de Víctor en la novela. Le gusta Stephen King, y eso queda de manifiesto en algunos guiños a la obra del “Tito”. Por ejemplo, llamar a una plaza, la Plaza del Rey, o también, plaza “K”. Un personaje que se llama Neville, como el protagonista de Soy Leyenda. Una referencia a It (“Todos flotan”, frase mítica donde las haya). Incluso hay un guiño al alias de Víctor Blázquez, Norris Hopewell, además de otras cosas que me estoy dejando pero que está bien ir encontrando mientras se lee el libro.

El cuarto jinete es un libro que recomendaría a cualquier fan de la literatura zombi. Tiene calidad, está bien escrito, y es muy entretenido. Cumple con los cánones del género, es interesante, y lo mejor es que hace todo eso sin descuidar la calidad.

Si queréis echar un ojo a lo que lleva publicado Víctor, podéis hacerlo en su web. Incluso, en el caso de este libro, tiene una muestra de unas cuantas páginas para que probéis a ver si os gusta. Yo ya tengo en mi estantería la segunda parte de El Cuarto Jinete, titulada El Cuarto Jinete: Armagedón, y también la antología Postales desde el fin del mundo, que ha coordinado también Víctor e incluye un relato suyo. Ahora solo falta que los lea… y los reseñe. Curioso que últimamente parece costarme más lo segundo que lo primero.

Ah, y por cierto, en este blog le hice una entrevista en su día al autor. ¡Gracias por todo, Víctor!

0

Armagedón en Sintonía literaria

VictorBlazquez 13 julio, 2013

Armagedón es perfecta, incluso mejor que la primera entrega, si es que eso es posible. Recomendada al 100%

Así termina la reseña que ha aparecido hoy en Sintonía literia. Podéis leerla entera en su página web, y también os la dejo a continuación:

Apenas han pasado unos días desde que Mark y los demás se alejaron de Castle Hill, donde sus más oscuros terrores tomaron forma para transformarse en una pesadilla viviente en la que los muertos volvían a la vida transformados en crueles monstruos con el único afán de devorar todo humano que se cruzase en su camino.

Ahora Castle Hill ya no existe, eliminado de la faz del universo y transformado en cenizas como si jamás hubiese sido nada. Y los supervivientes, trasladados a un lugar tranquilo y seguro, pueden respirar tranquilos y por fin descansar.

Pero recordemos que, entre ellos, un superviviente sin arañazos ni mordeduras también está infectado, algo que tanto sus compañeros como los soldados desconocen… Suficiente para volver a provocar el caos, y esta vez no será en un pueblo aislado… Esta vez será en el mundo entero.

El Cuarto Jinete, Armagedón es la segunda entrega con la que Víctor Blázquez nos sorprende una vez más con su sublime forma de escribir, acribillando al lector con punzadas directas y realistas que harán disfrutar a cualquier fan del género Z.

Los personajes, tanto buenos como malos, están silueteados de manera maestra, como sólo un autor de calidad es capaz de hacer, de manera que adoraremos a algunos y odiaremos a otros tal y como su escritor desea hacernos sentir.

El Cuarto Jinete Armagedón es sorprendente, es asombrosa y es insuperable, llena de giros, sorpresas y vuelcos que engancharán al lector de principio a fin y le harán disfrutar como nunca de una magnífica novela en la que la supervivencia es la única meta.

 
 
El semáforo literario
 
Lo mejor de este libro: La historia es muy rápida, muy dinámica, ¡Perfecta! 
Algo interesante: Víctor Blázquez ejerce como Vicepresidente de Esmater (Escritores Madrileños de terror)
Lo peor de este libro: No encuentro ningún punto negativo a resaltar.
Página 4 de 11« Primera...23456...10...Última »

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!