El cuarto jinete

0

Mark y Paula: la visión de Carlos Montero

VictorBlazquez 15 septiembre, 2012

Mark y Paula, dibujados por Carlos Montero

Este es el espectacular dibujo que ayer me regaló Carlos Montero y en el que se puede apreciar a dos de los protagonistas de El cuarto jinete, Mark y Paula, rodeados de un grupo de zombies entre los que se aprecia la figura del Padre Isidro. Los que hayáis leído Los caminantes, de Carlos Sisí, creo que le reconoceréis.

¡Gracias Carlos!

0

Fotos de la presentación de El cuarto jinete en Fnac Callao – Madrid

VictorBlazquez 13 septiembre, 2012

Presentados de forma inmejorable por Juan Antonio Román, cofundador de ESMATER (Asociación de Escritores de Terror Madrileños), el sábado 8 de septiembre de 2012 se habló en la Fnac de Callao de dos novelas de la línea Z: El cuarto jinete, de un servidor, y El manantial de Alejandro Castroguer.

La velada fue interesante. En lugar de Alejandro contamos con la presencia de Abel, protagonista de la novela de Castroguer, recién salido del psiquiátrico, y charlamos un rato con los asistentes al eventosobre zombies, literatura y cine.

Cuando llegó el turno de preguntas, una de ellas recayó en mí: ¿Te gusta el chocolate? Me quedé en blanco, pensando “¿y esto a qué viene?” y me puse a contestar. Así que de repente me sacaron una tarta de tres chocolates y me cantaron el cumpleaños feliz. La verdad, fue un momento bonito y entrañable. Como ya he dicho en muchas ocasiones, lo mejor de haber publicado la novela es la gente a la que he conocido gracias a ella. Y este día se dieron cita en la Fnac muchas personas a las que ahora aprecio y cuento como amigos.

Gracias.

1

Alsgarán

VictorBlazquez 2 septiembre, 2012
Hoy me he despertado con un nuevo regalo de cumpleaños anticipado. Alsgarán, una de las integrantes del foro Somos Leyenda, ha dejado en él su crítica de El cuarto jinete. La verdad es que me ha emocionado. Me ha tocado la fibra un poco. El enlace donde encontrar la crítica es este, pero os la transcribo aqui:
Es de noche, la luna ilumina ligeramente el cuarto, a mi alrededor sólo percibo los ruidos normales de una casa antigua y la respiración suave de mi compañero. Bajo el edredón y sólo con la luz que proyecta mi ipad prosigo con mi lectura.
Avanzo un par de páginas más sumergiéndome un poco más en Castle Hill, comienzo a reconocer sus calles y a amar y odiar a sus habitantes. Arrugo la nariz cuando vuelve a aparecer en escena ese maldito reportero…
De repente un ruido extraño hace que mi atención se aleje del libro y me obliga a sacar la cabeza de debajo del edredón. “¿qué ha sido eso?” me pregunto mentalmente… con cuidado dejo marcada la esquina de la página por la que me he quedado y me incorporo de mi maltrecho colchón tirado en el suelo. Abro la puerta y me asomo por la barandilla de la escalera esperando con el corazón sobrecogido volver a oir el sonido y poder ubicarlo para tranquilizarme. No se repite, pero cuando mi mano ya toca el pomo de la puerta para volver a mi habitación, de nuevo un crujido me inmoviliza. Lentamente asomos con cautela la cabeza “Hello?” musito con la esperanza de que alguno de los británicos habitantes de la casa me respondan. Nada. Sólo el silencio.

Distintas imágenes pasan por mi cabeza, todas ellas enclavadas en los hechos que se están desarrollando en el libro, zombies, muerte, sangre… retrocedo un par de pasos y entro en la habitación para, acto seguido, echar el cerrojo con violencia. Mi compañero se revuelve incómodo en la cama, como quejándose en sueños del ruido que estoy haciendo. “Soy idiota” pienso mientras vuelvo a tumbarme en el colchón. Pero el extraño ruido vuelve a perturbar el silencio de la noche, mi corazón agitado y mi mente nublada por el miedo me empujan a cubrirme con el edredón, pero no para leer sin molestar a mi amigo que duerme, sino para protegerme de los zombies que seguro están rodeando la casa.

Cojo mi teléfono móvil y busco en la agenda “Víctor SL” comienzo a pulsar teclas, aún sabiendo que se va a reir de mi, aún sabiendo de parezco retrasada, le doy a enviar. ” Victor, te odio, no puedo dormir, estoy acojonda y todo es culpa tuya…. el libro es la hostia”

Efectivamente y si, esa noche en la que no pude dormir, primero porque era incapaz de parar de leer y segundo porque estaba convencida de que un AZ se estaba desarrollando en Oxford, y para más inri en mi calle, le mandé un par de mensajes al autor para decirle que por un lado le odiaba y por otro me encantaba.
El Cuarto Jinete es ya una de las novelas del género zombie de referencia en este país. No sólo la capacidad de Victor para narrar, que es simplemente espectacular y motivo de envidia, sino porque toda su trayectoria profesional se ve relfejada en el texto. Viene a mi memoria ahora una parte del libro en el que uno de los bomberos rescata a la niña y su protector por la ventana de un hotel. Esa escena está tan magistralmente descrita y narrada que pueder verlo como un fotograma de una película. El hombre sacando por la ventana a la niña que asustada llora mientras sus cabellos son movidos por el viento, la cara de esfuerzo por levantar a pulso el peso de la niña, pero llena a la vez del temor de los zombies que golpean en la puerta para entrar. El bombero con su peto rojo y camisa amarrila de pie en la base del camión accionando la escalera mientras que golpea una y otra vez a los cientos de zombies que se agolpan contra el vehículo en su afán infinito de matar y comer.

Creo que todos aquellos que han leído el libro de Víctor, saben a qué me refiero cuando digo que es un libro con el que lo pasas mal, pasas miedo… y eso es difícil de conseguir. Otros autores españoles, gracias a que sus obras están ubicadas en ciudades españolas conocidas, consiguen aumentar el terror en la lectura, no hay nada peor como que te den un espacio para ti conocido y lo conviertan en un infierno. Eso es un punto a su favor a la hora de impresionar y llegar al lector, pero cuando lo haces de cero, sin ningún tipo de referencia real geográfica, como es el caso de Castle Hill es complicado. Pero de nuevo, se nos presenta un autor, que dada su historia, es capaz de mostrarnos y descubrirnos el pueblo de una manera tan clara, concisa y real, que llega un momento en el que dudamos de su inexistencia.

En general es una obra magnífica, esencial dentro del género, que para una servidora entra al olimpo de las obras zombies codeándose con el gran Sisi, Loureiro, Villán, Brooks… ahí es nada.

Enhorabuena Víctor, con ganas quedo de una segunda parte.

0

Libros leídos 2012 (16): Hamelín

VictorBlazquez 3 agosto, 2012
LIBROS LEÍDOS 2012

1) Los caminantes: Hades Nébula, de Carlos Sisi
2) Choque de reyes (Canción de hielo y fuego 2), de George R.R. Martin
3) El Gobernador, de Robert Kirkman y Jay Bonansinga
4) Eterna, de Guillermo del Toro y Chuck Hogan
5) Edén interrumpido, de Carlos Sisi

6) 22/11/63, de Stephen King 
7) El hombre en el castillo, de Philip K. Dick
8) Noche de difuntos del 38, de Manuel Martin.
9) Area 81, de Stephen King
10) La Guerra de la Doble Muerte, de Alejandro Castroguer
11) Blockade Billy, de Stephen King
12) El manantial, de Alejandro Castroguer
13) Tormenta de espadas (Canción de hielo y fuego 3), de George R.R. Martin
14) La guerra interminable, de Joe Haldeman
15) Última parada: la casa de muñecas, de Miguel Aguerralde
16) Hamelín, de Angel Luis Sucasas

Grata sorpresa la que ha resultado ser esta novela corta de Angel Luis Sucasas. Aunque resulta complicado reseñarla sin desvelar nada… voy a tener que estrujarme el coco.
Empezaré por los homenajes. Esta novela tiene unos cuantos, algunos muy evidentes (a Stephen King y su obra en general, a La Torre Oscura en particular, a Indiana Jones…) y otros más sutiles, pero captables si se presta atención (memorable me parece el guiño a la serie Supernatural, digno de aplauso, oigan). 
Hamelín se divide en tres partes claras. En la primera, de mano de un aspirante a escritor que se encuentra en el pueblecito de Threshold, conoceremos pequeños fragmentos de las obras que baraja escribir (condenado Angel, quiero leer “La ciudad escondida” y “Te toca”) y daremos un breve paseo por el pueblo. Y hete aquí que he tenido una sensación de deja vu brutal. Threshold me recordaba en muchas cosas a Castle Hill (aunque mi querido Castle Hill no tuviera ese aura maligna) y la forma de visitarlo también es similar. Es más, a Threshold sólo puede accederse a través de un túnel. En el primer manuscrito de El cuarto jinete, a Castle Hill sólo se podía acceder a través del tunel en el que tiene lugar ese brutal accidente que se narra al principio del libro, aunque eliminé ese dato en el manuscrito final y permití otras entradas y salidas.
Además, en el primer segmento de la novela de Sucasas se esconde un maravilloso homenaje al cine que la generación de los ochenta hemos crecido viendo, a esa sensación de entrar en un cine, descubrir a Spielberg (en mi caso fue a James Cameron, pero me sentí muy identificado con el párrafo descrito por Sucasas) y que tu corazón se tiña de azul estrellado y barras rojas y blancas.
Después llega el segundo segmento de la novela, el más extenso, que es el que da título al libro. La historia de Hamelín es una vuelta de tuerca al mito del flautista. Podría ser un capítulo cualquiera de Supernatural, Fringe o Expediente X, pero podría ser, sobre todo, una novela de Stephen King. Y tiene de todo: momentos tiernos, momentos locos, momentos estremecedores y un toque macabro. Como no quiero desvelar nada más, os diré que me ha fascinado y me quedaré en eso.
El tercer segmento del libro es una especie de extra del DVD, un pequeño regalo y una historia tan truculenta como escalofriante.
Ojo, no os confundáis, no se trata de un libro de relatos, o por lo menos no al uso. Es la historia de Threshold narrada por un aspirante a escritor. Segmentos de la obra de un aspirante de la mano de un autor que, de seguir con esta trayectoria, dará mucho que hablar.
Lectura recomendada. Apenas 159 páginas que os durarán un suspiro.
1

100

VictorBlazquez 26 julio, 2012

Supongo que os acordáis que estaba publicando las fotos que me enviaba la gente con el libro. En el blog lo tengo ligeramente desactualizado, pero en el facebook hoy, y gracias a Sergio, hemos llegado a las 100 fotos. Para mí es enorme, y no puedo parar de dar las gracias una y otra vez. A ver si actualizo el blog un día.

Además, esta es la séptima semana, no consecutiva, que El cuarto jinete aparece entre los más vendidos del género en la fnac. Otro logro, otra cosa por la que dar las gracias.
Etiquetas:
0

Celsius 232

VictorBlazquez 14 julio, 2012
El miércoles 18 arranca en Avilés el festival de ciencia ficción y terror Celsius 232. Tal vez hayáis oído hablar del evento porque George R.R. Martin va a visitar España y participar en él, firmando novelas y dando un par de charlas, todo un evento irrepetible. Pero no es el único autor que estará presente. El programa del festival promete locura para los amantes de la literatura, el rol, la esgrima (sí, leeis bien) y mil cosas más. La lista de autores que estará presente es extensa, y contiene nombres tan interesantes como el del propio Martin, Joe Abercrombie, Ian Watson, Dimitry Glukhovsky (Metro 2032 y Metro 2033), Laura Gallego, Espido Freire, Alejandro Castroguer… en fin, podría seguir, pero también podéis entrar en la web del festival y mirar vosotros mismos la enorme lista, así como el programa.
No sólo charlas de literatura, también de rol, representaciones de batallas épicas, clases de esgrima y mucho más. Es inmenso y tiene pinta de que van a ser cinco días más que intensos. Y sí, yo también participo, estaré allí presentando El cuarto jinete y firmaré ejemplares y me tomaré cañas con aquel que así lo desee. En unos días, Avilés se transforma. En homenaje póstumo a Bradbury.
Página 5 de 9« Primera...34567...Última »

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!