Que te den

Tres faltas leves de esas que te ponen porque quieren y una deficiente, a saber, incorporación al tráfico. Al salir a la autopista, apreté mucho al que venía. Y con las mismas, a casita que sigo siendo peatón.
En fin, a la segunda va la vencida… esperemos…

La prueba

Mañana me someto a una de las pruebas más duras que debe superar todo ser humano…
El carnet de conducir.
El práctico, claro.
jeje.. No estoy nervioso. Aún. Mañana ya os diré. Si tuve nervios, si soy conductor y puedo ponerme al volante de mi flamante Kia Ceed, si tendré que seguir gastándome los cuartos en billetes de autobus y de metro… En fin, si sigo siendo peatón o me convierto a esa clase social elevada que son los conductores.
Ah, por cierto, me he comprado un maravilloso y super friki muñeco de Jack Bauer derribando una puerta. Es genial.

Adiós, pequeña, adiós

Ben Affleck es, junto con Orlando Bloom y Ray Liotta uno de los actores que menos soportamos. Veáse Independizados para comprobarlo. Es uno de esos actores que uno se pregunta por qué no se metió a carpintero. ¿Recordamos algo pasable que haya hecho? Sí, algo sí, sus actuaciones de la mano de Kevin Smith son visibles, tal vez porque se ríe de sí mismo, o porque Kevin Smith le da papeles que pueda hacer. Quién sabe.
Pero aquel que intente defender la actuación de Ben debería recordar antes de nada que es el monstruo delante de las cámaras en Daredevil, el infierno aquel de John Woo, Hollywoodland… y hasta empañaba películas interesantes como Smoking Aces (ésta por suerte no la empañó mucho y es una peli divertida, a pesar de que también salga Ray Liotta) o Armageddon. Menos mal que existe Bruce Willis.
En fin, que Ben Affleck ha demostrado que es mejor director que actor, porque Gone, baby, gone es una buena película. No una maravilla, pero sí una película interesante, rodada y dirigida bien (claro, que con Ed Harris y Morgan Freeman en el reparto sería chungo hacerlo mal) y en definitiva una buena película.
Que por cierto, la protagoniza Casey Affleck, hermano de Ben, y que se ha anunciado ya como mejor actor que el primero, cosa que no tiene mucho mérito, pero oye, ahí está el chaval. Y lo cierto es que en la película lo hace muy bien. Eso sí, para los que la vean en inglés, Casey Affleck tiene un acento infernal.

Salvador de almas

Hace unos años que escribí una novela titulada «Salvador de almas» y que creo es la mejor de todas las historias que he escrito. Todos los que la han leído han estado de acuerdo en que es super absorbente, entretenida y emocionante. Incluso aquellos que repelen la ciencia ficción como yo repelo las comedias románticas han estado de acuerdo en que, para cuando empieza la ciencia ficción en «Salvador de almas» ya no importa, porque están tan enganchados que no podrían soltar la novela.
Y vale que no es muy humilde por mi parte, pero es que, así como otras cosas que he escrito no pasan de ser del montón, e incluso mediocres, «Salvador de almas» es una de esas historias que se disfrutan y se agradecen.
He barajado en más de una ocasión la opción de la autopublicación, pero no le veo más futuro que el de entregar la novela bien presentada a familiares y amigos. Poco más. Estoy preparando el envío masivo a concursos en este 2008 que entra. Pero la buena noticia ha llegado antes:
Un editor está dispuesto a leerla. Y sí, no me quiero hacer ilusiones porque me ha dicho que el calendario de publicaciones lo tienen cerrado. Pero también ha dicho que si le gusta la novela algo se podría hacer. Y a ese clavo me agarro.

Walking dead

Otro comic maravilloso.
Sí, ya sé que a priori hablar de maravillas cuando de lo que se habla contiene muertos vivientes que devoran a los vivos suena bastante estúpido, pero es que es cierto. Para empezar, viene de la mente de Kirkman, uno de los mejores guionistas que hay ahora mismo al otro lado del charco. Y para seguir, los muertos vivientes del título son parte del contexto y de la amenaza omnipresente, pero no son los protagonistas ni son la única amenaza.
La serie es genial porque muestra a un grupo de supervivientes ingeniándoselas para sobrevivir en un mundo devastado y hostil. En concreto sigue a Rick, un agente de policía al que Kirkman está sometiendo a todo tipo de… sucesos… que van cambiándole poco a poco. Al principio Rick era una persona bondadosa, valiente, no sé, un buen tipo. En el momento en que va la serie Rick ha ido desquiciándose poco a poco, en parte por la presión que le supone ser el lider del grupo y tener que cuidar de ellos, decidir por ellos, y tomar, en muchos casos, decisiones demasiado duras.
Y como ya he dicho, los muertos son el contexto de la obra, pero la serie se centra en los supervivientes, en sus sentimientos, sus esfuerzos, su convivencia… y hace que muchas veces uno se pregunte si los seres humanos vivos no son peores que los muertos.
Y es genial, también, por su capacidad para ir bajando y subiendo la tensión de las diferentes situaciones cuando más lo necesita la serie. Un par de números de descanso, con tensiones menos extremas, y volvemos a la carga, siempre con ganchos y giros de trama que escandalizarían a cualquiera, de esas que te hacen desea un capítulo más.
En la red hay muchas páginas que hablan sobre «the walking dead», y la mayoría lo hacen para bien. Al parecer, tiene una legión de fans bastante numerosa, a la que, sin querelo ni beberlo, me he unido.
Si no le habéis echado un ojo a esta serie y tenéis ocasión de hacerlo, no perdáis más el tiempo porque no os defraudará.

La lista (Volumen 2)

Continuamos con la lista:
120) Excalibur: La más mítica de todas las películas sobre la famosa espada, la corte del Rey Arturo y los caballeros de la Mesa Redonda. Una historia de esas que hacen soñar cuando eres pequeño.
119) Aquí un amigo: Walter Mathau y Jack Lemmon en pleno apogeo de sus cualidades cómicas. La historia de un asesino que prepara su crimen y se ve importunado por un suicida en potencia que lo único que necesita es un amigo que le escuche y comprenda.
118) Carretera al infierno: La antigua, claro, no el puto infierno de remake que hicieron hace unos años. Rughter Hauer como mao malísimo post-blade runner y uno de los giros de trama más interesantes de aquella época. Maravillosa la escena de los camiones y lo que hay entre ellos…
117) Una jaula de grillos: Una comedia sencillamente genial con un expléndido Robin Williams.
116) Superdetective en Hollywood: Una comedia de acción de aquellas que se hacían en los ochenta, con un actor que ahora está empeñado en hacer mierda tras mierda y de vez en cuando alguna película un poco más seria para volver al candelero. ¿Quién no se acuerda de este superdetective y de su banda sonora?
115) Nadie conoce a nadie: Eh, a mi me gustó. De hecho yo creo que me encandiló con la escena de las pistolas. La mayoría de la gente empezó a odiar la película tras esa escena, pero a mi me pareció una idea genial, en el fondo, hacer que el personaje creyra que estaban matándole en un juego de rol gracias al sedante.
114) Hotel Rwanda: Una de esas películas que no son demasiado publicitadas y cuando vas a verla no estás seguro de qué te vas a encontrar y cuando sales quedas perplejo porque se trata de una buena película, sin demasiada parafernalia, pero una buena película a fin de cuentas, con una buena historia, buenos actores y buena dirección.
113) Jumanji: Una de esas películas que cuando eres niño te hacen soñar. Además, vale la pena aunque sólo sea por haber visto años después l maravilloso trailer de Zathura… del creador de Jumanji. No, en serio, es una peli divertida y de aventuras cuyo único fin, el entretenimiento con mayúsculas, queda de sobra complacido.
112) Acorralado: O lo que es lo mismo, el primer Rambo, el auténtico, el héroe de guerra incomprendido y asediado por un pueblo de idiotas que irán cayendo poco a poco. genial.
111) Stargate: A mí es que siempre me ha gustado la ciencia ficción, las películas de viajes en el tiempo, mundos diferentes y la acción. Esta película me gustó en su época. Años después volví a verla y volvió a gustarme, aunque percibí cierto regustillo a pasado. Supongo que dentro de unos años más esta película habrá envejecido demasiado como para considerala siquiera interesante. Pero bueno, creo que no fui al único que hizo soñar, porque a partir de su historia han salido dos series, una de las cuales se ha convertido por méritos propios en una de las más longevas de la televisión. Y encima rescatando a McGyver del olvido. Eso se merece un aplauso, y mira que la serie nunca logró gustarme.

La madre de todos los destinos

Esta semana se estrenó en EEUU la que será la serie de la temporada: Terminator, The Sarah Connor Chronicles. Y lo hizo a lo grande, más de dieciocho millones de espectadores para el día de su estreno, un primer capítulo trepidante, una de esas series que jamás podrían hacerse aquí porque el resultado sería cutre-que-te-cagas.
Visto el primer capítulo entero uno reflexiona y dice, «ok, el final está un poco cogido por los pelos pero era necesario para enlazar el final de la segunda película con la actualidad». Uno admite lo que le cuentan y se mete en la historia. ¿Podrán sacar una serie de esta premisa? Me imagino que sí, porque la historia de Sarah Connor puede ser muy interesante. Sarah Connor, la madre de todos nuestros destinos, la madre de ese salvador que será John Connor en el futuro, teniendo que enseñar a su hijo a ser un lider al tiempo que intenta detener la construcción de Skynet y luchar contra las amenazas que envía el futuro.
Claro, será una serie interesante siempre que vayan por ese camino y no por el de «John Connor quiere ir a clases porque así tiene una vida normal y puede relacionarse con gente normal». Por lo que parece, el camino de la serie seguirá más la primera línea de acción, la buena, aunque imagino que algunas pinceladas de la segunda también nos darán. Lo que es de momento, la serie pinta interesante.
Y en cuanto a los descubrimientos de esta temporada, aún a falta de empezar con Reaper a ver si vale la pena, recomiendo fervientemente la descarga y/o compra y/o visionado en televisión de una serie que comenzó en Octubre y que se llama Chuck, la historia de un friki que termina con todos los secretos de estado en su cabeza y es custodiado por la CIA y la NSA. Sí, la premisa no suena muy allá, lo sé, pero yo le di una oportunidad y acabé el capítulo llorando de la risa y ahora ya estoy más que enganchado porque no paro de reírme durante los cuarenta minutos que dura cada capítulo. Eso es humor, no la mierda esa de las matrimoniadas. Unos personajes redondos es todo lo que se necesita para hacer una buena serie, que además de hacer reír tiene una pequeña dosis de misterio y acción. Vedla.

Independizados strikes back

Me congratula comunicar al mundo que en la última semana Independizados ha triplicado su volumen de gente diario. Cada vez son más los adictos a las conversaciones filosóficas y vitales de estos muchachos. No han sido nominados a los Globos de Oro, es cierto, pero no porque no se lo merecieran, sino porque en un gesto de enorme humildad, al serles comunicada la nominación, decieron rechazarla en pro de que otros, más necesitados que ellos, pudieran optar al premio. Así, seriuchas como House, Anatomia de Grey, Mad Men, etc, pudieron sentirse queridas y aceptadas por el público también.
En fin, esta es mi manera de dar las gracias a los que estáis siguiendo la serie y daros las gracias también por hacer que cada vez sea más la gente que nos sigue, gracias a vuestro boca a boca. Desde aquí os invito a elegir vuestro capítulo favorito, si bien también quiero que expliqueis el por qué. Yo haré lo propio. Mi preferido, hasta la fecha, aunque me cuesta elegir, es «En qué piensan las mujeres», porque me parece uno de los más redondos y porque la interpretación de todos ellos en este capítulo me parece sencillamente brutal.
Salud!

La lista (volumen 1)

Creada la expèctación, llega al fin a las pantallas de vuestros ordenador LA LISTA más esperada, la de las 130 películas que yo escojo como las 130 películas que más he disfrutado viendo en mi vida. En este primer volumen iré del 130 al 121. Empecemos por abajo:

130) El chico de oro: Una película de aventuras con el ahora infame Eddie Murphy, de aquella negro graciosete por excelencia. recuerdo esta película con especial cariño y cachondeo, así que la he metido en la lista. A recordar, lanzando la moneda y poniendo el oído para comprobar la profundidad del pozo sin fondo.

129) Harry el sucio. Clint Eastwood y su enorme pistolón (sic). La historia basada en el asesino del Zodiaco. Gran película. A recordar, Alégrame el día.

128) Con Air. ¡Sí! Lo sé, sé que es de coña pero con esta película disfrute y me reí a partes iguales, con su mezcla de acción trepidante, humor y masculinidad a flor de piel. A recordar, Malkovich como Cirus el virus (Suelta el arma o mato al conejito), Buscemi como el Caníbal (¡En sus manos tiene el muuuundo entero) y Cage como el gran protagonista (Deja el conejito en la caja).

127) Hasta que llegó su hora. Para mi, uno de los mejores westerns de la historia. Aunque no el mejor, como iréis comprobando… A recordar, el inicio.

126) El secreto del Sáhara. En realidad era una miniserie, pero yo la vi en el cine cuando era pequeño. De hecho, es la primera película que vi en el cine, al menos, que yo tenga constancia de ello, porque supongo que vi otras antes. Protagonizada por Michael York, secundado por el imposible reparto con nombres como Ben Kingsley, Andie McDowell, Ana Obregón y Miguel Bosé. A recordar, tengo grabado en mi mente el momento en que Miguel Bosé enterrado hasta el cuello en la arena del desierto muerde a un escorpión que se disponía a atacarle.

125) Tesis. La ópera prima de Amenabar, la película sobre videos snuf en la Complutense de Madrid, con un Noriega todavía no muy divo y un Fele Martínez magnífico. A recordar, «hola, me llamo Ángela, me van a matar».

124) Papa Cadillac. Otra de aquellas películas familiares ochenteras. Ésta protagonizada por Corey Feldman (uno de los goonies), sobre un chico que suspende el exámen de conducir y aún así decide coger el coche de su padre durante una noche que se convertirá en una puta locura. A recordar, conduciendo marcha atrás hacia el Hospital.

123) Poli de guardería. Schwarzenegger explotando su vena cómica. Una película que me encantaba de crío porque podía meterme en la piel de esos niños, todos ellos graciosos excepto el protagonista, que me parecía un poco cargante. A recordar, Schwarzenegger como profe… no tiene precio.

122) Ruta suicida. Otra de Clint Eastwood. A recordar, el brutal ataque al autobús que es acribillado a balazos.

121) Los Robinsones de los mares del Sur. Una película de Disney para toda la familia que pude ver doscientas veces cuando era pequeño. A recordar, la defensa contra los piratas.

Y esto es todo por hoy. Saludos!

Las cosas más triviales se vuelven fundamentales

Hay cosas que eran de esperar. Por ejemplo, si uno va a tres de los conciertos más esperados del milenio, y ese grupo saca un DVD de la gira, es bastante probable que te encuentres a ti mismo en la tele cuando pongas dicho DVD. Así es. Un primer plano de Alex y mío cantando al son de Tumbas de Sal.
Por otro lado, y en otro orden de cosas, he de decir que me piqué con la lista de las mejores películas de Adri, así que decidí hacer mi propia lista. No tuve en cuenta una cosa. Nunca he sabido pensar en pequeño. Los cuentos que escribo se me convierten en novelas. Las novelas en largas novelas. Los cortos en mediometrajes o largos. Nunca he conseguido escribir un corto que dure menos de cinco minutos, por ejemplo.
Así que me puse a decir películas. A falta de alguna que se me ocurra en estos días, he seleccionado unas ciento veinte películas. Así que, como soy incapaz de hacer mi lista de diez películas así de golpe, he decidido que voy a escribir mi lista de «las ciento veintitantas películas que más me han gustado en mi vida». Y las escribíré en el blog un día de estos.
Advertencias ante tal acontecimiento:
1) Hay películas consideradas clásicos que a mi me parecen TOSTONES, así, en mayúsculas, y que por tanto, no aparecerán en mi lista. Así que no, no encontraréis en mi lista Ciudadano Kane.
2) Disfruto con el cine de acción, así que encontraréis en mi lista películas de tiros y puñetazos.
3) Adoro el cine ochentero de aventuras, así que habrá varias en mi lista de esas.
4) Para mi, Kubrick está sobrevaloradísimo. Creo que en la lista sólo hay una película de él. Y, aunque sé que era de esperar que fuera El resplandor, no es esa.
5) Y la más importante de estas advertencias… esta es una lista de películas que me han hecho disfrutar y que disfruto viéndolas, por tanto, algunas serán mejores y otras peores, pero todo buen aficionado al cine sabe que a veces hay películas peores que te hacen disfrutar mucho. No os extrañéis de ver alguna de esas películas extrañas en mi lista y de que alguna de las consideradas geniales por todo el mundo falte.
Eso es todo, amigos.